ACTUALIDAD

Xicay y Xulem, las correcciones mayas aplicadas a delincuentes en Quiché

5 noviembre, 2018 Carolina Hernández

En Quiché, las autoridades indígenas aplican el Xicay y el Xulem como correcciones mayas para aquellos que cometen actos delictivos.

El Xicay corresponde a azotes con ramas de árbol y es aplicado a los hombres por el alcalde indígena, Juan Zapeta.

xicay

Mientras que cuando son mujeres, la encargada de flagelar es la lideresa María Lucas.

El número de latigazos se decide de acuerdo con el delito en el que han incurrido.

Así también se dicta la aplicación del Xulem, que consiste en caminar de rodillas por la plaza del pueblo.

xicay
El caso de Jorge Ramos es el más reciente. E él lo castigaron con el Xulem después de azotarlo en Chichicastenango.

Además, cuando el delincuente reincide es desterrado de la comunidad.

El caso más reciente de corrección se le aplicó a Jorge Ramos, de 63 años.

A él lo sorprendieron robando un celular en una comunidad de Chichicastenango.

Allí el pueblo enardecido le exigía a las autoridades indígenas que además de darle al menos 50 azotes, lo lincharan.

Luego de un diálogo con la población se logró que Ramos fuera entregado a Zapeta, pero con la solicitud que se continuara con el castigo en Santa Cruz del Quiché.

En la cabecera, el hombre fue expuesto al pueblo en la concha acústica y luego obligado a caminar de rodillas.

Zapeta expresó que fue un verdadero milagro que no lo hayan quemado vivo, mostrando las heridas que le ocasionaron.

Por si te interesa: Hidroeléctrica denuncia saqueo de sus instalaciones

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS