ACTUALIDAD

El Vaticano abre la Escalera Santa por primera vez en 300 años

20 abril, 2019 Mario Ramirez

Los visitantes que pasen por Roma esta Pascua pueden tener una experiencia única en la vida: subir las escaleras originales por las que se dice que Jesús caminó para ser juzgado por Poncio Pilatos antes de su crucifixión.

La Escalera Santa —conocida en latín como Scala Sancta— se ha cubierto con tablas de madera durante 300 años, pero durante los próximos dos meses, su mármol original se expone después de un extenso proyecto de restauración.

Gotas de la sangre de Jesús, que se dice cayeron en los escalones, están marcadas por cruces medievales en tres lugares en la escalera. Los turistas se detienen para besarlas y tocarlas mientras suben los 28 escalones de mármol sobre sus rodillas.

“El Evangelio de Juan cuenta que Jesús subió estas escaleras varias veces”, dijo el padre Francesco Guerra, rector de la Escalera Santa.

Aunque no hay documentación escrita, la tradición dice que Helena, la madre del emperador Constantino, que era una ávida coleccionista de reliquias de Jesús en el siglo IV, hizo que trajeran la escalera desde Jerusalén.

“Sabemos con certeza que santa Elena transportó los clavos utilizados para crucificar a Jesús y una parte de su cruz, a una iglesia cerca de aquí”, dijo Guerra.

Los descubrimientos de la restauración

La restauración también reveló un descubrimiento sorprendente: surcos profundos en el mármol causados por siglos de desgaste de las rodillas y los pies de los peregrinos. “Hasta hace unos días, no era posible ver esto porque las escaleras estuvieron cubiertas durante 300 años por tablones de nogal”, agregó Guerra.

Frank Scherra, un soldado estadounidense estacionado en Alemania que subió las escaleras con sus 6 hijos, dijo que la experiencia “no tiene precio”. “Me dio tiempo para reflexionar y pensar sobre las personas que tuvieron un impacto en mi fe y en mi familia”, dijo, “y los que sé están en el cielo o tratando de llegar allí. Fue una oportunidad para orar por ellos”.

Otros han relatado historias de conversiones y experiencias profundamente emocionales de su ascenso.

En la parte superior de las escaleras hay una habitación llamada el Lugar Santísimo. Alguna vez, fue una capilla privada para los papas y contiene reliquias de santos y uno de los íconos más antiguos de Jesús encontrados en Roma, que data del siglo 5.

La escalera pronto será cubiertas nuevamente con madera para proteger el mármol, pero durante las próximas semanas los visitantes a Roma puede literalmente caminar, o al menos arrodillarse, sobre lo que se cree que son los pasos originales de Jesús.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS