Canal Antigua

Somos información

UE condena posición de Nicaragua y Venezuela sobre invasión rusa en Ucrania

4 minutos de lectura
Mientras continúa la escalada del conflicto en Ucrania, la Unión Europea se encuentra trabajando en una sexta ronda de sanciones dirigidas a gente del entorno de Putin.

VOA

Dos meses después del inicio de la invasión rusa a Ucrania, el portavoz de la Unión Europea, Peter Stano, condenó la posición de algunos países latinoamericanos, reiteró el apoyo del bloque hacia Ucrania, y habló de las nuevas sanciones que el organismo podría anunciar pronto.

“Nicaragua y Venezuela, lamentablemente, tienen regímenes que son totalmente opresivos contra su propia población, que están poniendo a los opositores políticos tras las rejas, que están atacando a los medios de comunicación libres e independientes (…) Así que creo que estos países están lo suficientemente desacreditados como para estar del lado de Rusia» dijo el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), Peter Stano.

Países como Nicaragua han venido apoyando al presidente ruso, Vladimir Putin, en lo que éste denominó como “operación especial” en Ucrania, un conflicto armado que empezó el 24 de febrero y que según las Naciones Unidas ha dejado alrededor de 2.700 civiles muertos según los datos más recientes.

Una de las muestras de apoyo de Managua se dio a principios de este mes, cuando el gobierno del presidente Daniel Ortega rechazó la suspensión del Kremlin del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, una iniciativa de Estados Unidos, y que el país centroamericano calificó como una “violación de derechos humanos”. Venezuela también condenó la expulsión.

“Es bastante revelador que los que están apoyando a Rusia son países que normalmente están aislados internacionalmente, y normalmente han sido sancionado por la UE y los EEUU, por la comunidad internacional, a causa de sus tendencias autocráticas” mencionó Stano.

Sexto paquete de sanciones en camino:

La Unión Europea ha impuesto sanciones a Rusia desde 2014, cuando el país liderado por Vladimir Putin anexó la península de Crimea, un acto considerado “ilegal” por el bloque.

Este año, tras la invasión militar, los 27 miembros de la UE han impuesto cinco paquetes de sanciones, los cuales incluyen medidas restrictivas individuales, sanciones económicas y diplomáticas, y restricciones a medios de comunicación, entre otros métodos de presión. Entre los sancionados se encuentran el presidente Vladimir Putin , y el canciller Serguéi Lavrov, además de oligarcas y miembros de la “Duma Estatal”, la cámara baja del parlamento ruso.

Ahora, mientras continúa la escalada del conflicto, la UE se encuentra trabajando en una sexta ronda de sanciones dirigidas “a gente del entorno de Putin, a los que están apoyando la agresión”, y también afectarían “a las élites de los negocios que están apoyando al régimen y a los que se están beneficiando del régimen”, adelantó Stano.

“Estamos apuntando áreas de la economía rusa y del sector financiero que son cruciales para el estado para obtener finanzas” explicó sin dar una fecha exacta de cuándo se aplicaría esta nueva tanda de medidas restrictivas: “Vamos a acelerar el trabajo y creo que el anuncio se dará más pronto que tarde”.

Embargo de gas y petróleo ruso:

El quinto paquete de sanciones incluyó por primera vez un embargo a las importaciones de carbón ruso. Ahora el organismo europeo baraja la posibilidad de prohibir las importaciones de gas y petróleo ruso, una de las fuentes económicas más importantes del Kremlin.

“Vamos a hacerlo, no hay dudas al respecto. La pregunta es cuándo encontraremos unanimidad para acordar que este es el momento correcto para prohibir completamente las importaciones de petróleo y gas de Rusia” explicó Stano horas antes de que la compañía rusa Gazprom cortara el suministro de gas a Polonia y Bulgaria porque se negaron a pagar en rublos rusos, como había exigido Putin.

“Un programa sistemático para destruir un país”

Stano reiteró el apoyo del bloque hacia Ucrania: “Continuaremos proveyendo a las fuerzas armadas ucranianas de todo lo que necesiten para su defensa y para la defensa de los ciudadanos y de su país, porque a lo que Ucrania se enfrenta en este momento no es una guerra, es un programa sistemático para destruir un país, y eso debe pararse, no es aceptable en el siglo XXI”.

Además, explicó que los 27 están colaborando con sus aliados con el objetivo de aislar a Rusia y que la nación «tome la decisión de parar la guerra».

Y aunque afirmó que el bloque está dispuesto “a apoyar el proceso para encontrar una solución”, comentó que el organismo no se sentaría a la mesa de negociación con Putin: “La Unión Europea no es parte de este conflicto (…) Cualquier solución debe llevarse a cabo entre Rusia y Ucrania”.

Fuente: VOA 

Lea También.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *