ACTUALIDAD

Trump ya tiene al reemplazo de Nikki Haley en la ONU

7 diciembre, 2018 Marco Sajquin

El presidente estadounidense Donald Trump designó a la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, como nueva embajadora ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), posicionando a una recién llegada con relativamente poca experiencia en uno de los puestos de mayor perfil en la diplomacia de Estados Unidos.

En una administración plagada de conflictos internos y profundamente desconfiada de la ONU, la nominación de Nauert pone en la agencia internacional a una persona de menor rango que la embajadora actual, Nikki Haley, quien, según informes, se enfrentó a otros funcionarios de la administración.

El precipitado ascenso de la expresentadora de Fox News desde que llegó al Departamento de Estado en 2017 prepara el escenario para una audiencia de confirmación del Senado potencialmente difícil, donde los demócratas podrían interrogar a Nauert sobre sus calificaciones para el puesto.

Un alto funcionario de la administración dijo a CNN que Nauert es “ampliamente respetada a través del proceso interinstitucional y tiene un profundo entendimiento de los problemas y una comprensión clara de las posiciones del presidente”, y señaló que hay “mucho entusiasmo” por su nominación en toda la administración.

El nombramiento de Nauert podría realinear las dinámicas de poder dentro del equipo de seguridad nacional del presidente. Pompeo habría explicado a los asesores que quiere que la posición de la ONU sea degradada respecto del puesto a nivel de gabinete en el que había insistido Haley, reveló a la CNN un funcionario familiarizado con su comentario. Elevar a Haley a un puesto de gabinete rompió con la tradición de las administraciones republicanas anteriores.

Se ha dicho que John Bolton, asesor de Seguridad Nacional, también quiere que el papel se reduzca, según personas familiarizadas con su pensamiento. Bolton, exembajador de la ONU, se ha interesado en algunos asuntos del organismo, como la Corte Penal Internacional.

El cambio significa que Nauert ejercería menos poder que su predecesora, tanto en la ONU como en la administración y, como resultado, no supondría un desafío para Bolton, Pompeo o John Kelly, secretario general de la Casa Blanca.

La nominación fue reportada por primera vez por Bloomberg News.

Haley fue muy apreciada por el presidente Jimmy Morales y la canciller Sandra Jovel.

Lealtad por encima de la experiencia

Al presidente Trump, un ávido fanático de Fox News, la experiencia le importa menos que la lealtad de Nauert a la Casa Blanca, además del hecho de que es mujer y tiene la capacidad para ser una representante que luzca bien en televisión, se dio a conocer.

Mientras Nauert luchaba durante el mandato del exsecretario de Estado, Rex Tillerson –tan aislada de su círculo íntimo que consideró renunciar–, ahora podría brindarle a la ONU puentes de acercamiento con la Casa Blanca, y una buena relación de trabajo con el actual secretario de Estado, Mike Pompeo.

Durante la gestión de Pompeo, Nauert ha podido ser incluida en viajes oficiales, algo que Tillerson le había impedido, y ascender temporalmente al ocupar el cargo de secretaria de diplomacia y asuntos públicos.

El funcionario de alto rango que habló con CNN indicó que Nauert tiene “una amplia experiencia en esta administración en política exterior y en representar los objetivos del presidente”.

Sin embargo, a pesar de la experiencia televisiva de Nauert, algunos colegas suyos, actuales y pasados, se preguntan si estará preparada para afrontar el arduo trabajo que se desarrolla detrás de cámaras en las negociaciones de la ONU.

Nauert asumirá en medio de una lista de desafíos mundiales espinosos, desde el programa nuclear de Corea del Norte hasta la hambruna de Yemen, la creciente brecha entre Estados Unidos y sus aliados más cercanos sobre el acuerdo nuclear con Irán, el cambio climático y otros temas.

La experiencia de Nauert

Nacida en Illinois, Nauert seguiría los pasos de Haley, un exgobernadora de Carolina del Sur; Samantha Power, ganadora del Premio Pulitzer; Susan Rice, una estudiosa de Rhodes, y exconsejeros y funcionarios de seguridad nacional como Madeleine Albright.

Al principio de su carrera, Nauert trabajó como consultora de seguros de salud, según el Departamento de Estado, que indica que estudió en el Seminario y la Universidad privada para mujeres de Mount Vernon, en Washington DC, y en la escuela de periodismo de la Universidad de Columbia.

Nauert se unió a la administración de Trump después de más de 20 años en el periodismo, en gran parte en Fox News, donde lideró la cobertura de noticias de última hora para “Fox & Friends”, con un breve período como reportera de asignaciones generales en ABC.

Lee más: Renuncia Nikki Haley, clave en gobierno de Donald Trump

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS