ACTUALIDAD

Los “trucos” para ahorrar gasolina, ¿los conoces?

incremento
9 enero, 2019 Mario Ramirez

En México se sienten los efectos del retraso en el suministro de gasolina en el país. En varios estados y en Ciudad de México las personas hacen largas filas para obtener combustible, y en algunas estaciones de servicio se ha agotado la gasolina.

Mientras en México la situación se normaliza y en espera de que en Guatemala los precios de la gasolina bajen, mira estos mitos y verdades sobre cómo hacer que rinda más la gasolina:

Mito 1: llena tu tanque por la mañana

Es posible que hayas escuchado que es mejor llenar tu tanque de combustible temprano en la mañana mientras el combustible está frío. La teoría dice que los fluidos son más densos a temperaturas más bajas, por lo que un galón de gasolina frío en realidad tiene más moléculas de gas que un galón de gasolina más caliente.

Pero la temperatura de la gasolina a medida que sale de la boquilla varía poco a lo largo del día, según Consumer Reports, por lo que hay pocos beneficios, si es que los hay, de levantarse temprano para cargar gasolina.

Mito 2: Cambia tu filtro de aire

Hacerle mantenimiento a tu automóvil es importante, pero un filtro de aire limpio no te ahorrará nada de gasolina. Los motores modernos tienen sensores de computadora que ajustan automáticamente la mezcla de aire y combustible cuando un filtro de aire obstruye el suministro de aire del motor.

Si bien la potencia del motor disminuirá levemente a medida que el filtro de aire se obstruya, la falta de rendimiento o un aumento en el consumo de combustible será insignificante, dice Consumer Reports.

Mito 3: Usa combustible premium

Aunque es más costosa, muchos conductores piensan que debido a que el manual de sus autos recomienda premium, obtendrán una mejor economía de combustible. Realmente, pueden estar pagando más dinero por nada.

Los autos más nuevos para los que se “recomienda” la premium –pero no se “requiere”– no sufrirán con el combustible regular. La moderna tecnología del motor vuelve al rescate.

Cuando los sensores detectan combustible regular en lugar de combustible premium, el sistema ajusta automáticamente la sincronización de la bujía. El resultado es una ligera reducción en la potencia máxima (en realidad, nunca lo notarás), pero poca o ninguna reducción en el ahorro de combustible.

Siempre revisa el manual del propietario antes de poner cualquier cosa en tu automóvil. Y si tu automóvil funciona mal con la gasolina corriente, por supuesto, vuelve a lo más costoso.

Mito 4: Infla tus llantas

Tener tus neumáticos debidamente inflados es importante por varias razones. Los neumáticos poco inflados son malos para el manejo e incluso pueden causar un choque. El inflado incorrecto de los neumáticos también hace que los neumáticos se desgasten más rápido y se calienten más, lo que podría desencadenar un peligroso estallido a alta velocidad.

De acuerdo con las pruebas de manejo en carretera realizadas tanto por Consumer Reports como por el sitio de información de automóviles Edmunds.com, los neumáticos poco inflados reducen el ahorro de combustible, por lo que llenarlos de aire en la medida adecuada es clave.

Pero nunca debes inflar demasiado tus llantas. Te proporcionarán un ahorro ligero de gasolina porque habrá menos contacto con la vía, lo que reducirá la fricción. Pero eso significa menos agarre para frenar y girar. El riesgo adicional de un choque no vale el kilómetro extra por galón que puedes ganar.

Mito 5: ¿Encender el aire acondicionado o no?

No hay duda de que el aire acondicionado le pone un trabajo extra para el motor, aumentando el uso de combustible. Pero los aires acondicionados para automóviles son mucho más eficientes hoy en día de lo que solían ser. Conduciendo en la ciudad, usar el aire acondicionado reducirá el ahorro de combustible en aproximadamente 1.6 km por galón.

Mientras tanto, conducir a velocidades más altas con las ventanas bajadas aumenta considerablemente la resistencia aerodinámica. A medida que aumenta la velocidad, el arrastre se convierte en un problema, haciendo que el aire acondicionado sea la opción más eficiente a altas velocidades, afirma David Champion, jefe de pruebas de autos para Consumer Reports.

A gran velocidad y en la mayoría de los vehículos, el uso del aire acondicionado consume un poco más de combustible que cuando se maneja con las ventanas abiertas.”Es difícil medir la diferencia y cada vehículo es diferente”.

La mejor opción, si la temperatura y la humedad lo permiten, es mantener las ventanas cerradas y apagar el compresor de A/C. Puedes mantener los ventiladores funcionando para soplar aire desde el exterior. Tu automóvil será lo más aerodinámico posible y también te permitirá respirar. Ahorrarás gasolina, pero la mejora será leve.

Mito 6: Aditivos o dispositivos

Antes de comprar un dispositivo que debe hacer que tu auto sea más eficiente en el consumo de combustible o de verter un aditivo que supuestamente ahorra gasolina, pregúntate esto: ¿no crees que las compañías petroleras y automotrices no están haciendo todo lo posible para vencer a sus competidores?

Si una petrolera pudiera agregar algo a su gasolina que hiciera que la suya tuviera un mejor rendimiento, los autos se alinearían en las bombas de la compañía. Claro, las personas gastarían esa gasolina más lentamente, pero cuando se acabe pasarían justo por delante de otras estaciones de servicio de los rivales para regresar a la que vende este combustible.

Entonces, si en realidad hubiera un aditivo que hiciera que la gasolina se consumiera más lentamente, no se vendería por Internet una botella a la vez.

Del mismo modo, las empresas de automóviles ya están gastando mucho dinero para aumentar el quilometraje del combustible. Si General Motors pudiera hacer que sus autos fueran mucho más lejos con un galón solo poniendo un dispositivo en la línea de combustible, no pienses por un segundo que no lo harían. Las ventas de automóviles de GM se dispararían.

“Hay una serie de estos dispositivos de ahorro de gasolina que en general son inútiles”, dice Champion.

Pero los conductores que los prueban jurarán que funcionan. Es probable que sea un efecto placebo automotriz, dice Reed. Si compras uno de estos dispositivos o aditivos, le vas a prestar mucha atención a cómo ahorra combustible y cómo conduces.

Por supuesto, no está de más hacer un seguimiento de tus hábitos de conducción y al tipo de automóvil que utilizas. Al final, eso puede hacer la mayor diferencia en el ahorro de gasolina.

Comentarios

comentarios


ETIQUETAS


RELACIONADOS