ACTUALIDAD

Congreso suma otro año sin los votos de Stella Alonzo

3 diciembre, 2017 Marcela Lopez Galvez

Stella Alonzo, la diputada electa por el cancelado Partido Patriota (PP)  y nuera  del expresidente  Otto Pérez Molina, sumó su segundo año en el Congreso de la República como la diputada más ausente.

Durante el 2016, cuando asumió la curul que la prisión de Gudy Rivera le dejó, Alonzo se presentó a trabajar en 42 sesiones, a diferencia de 2017, el cual cerró con 48 asistencias. 

En este año sus excusas ante la Junta Directiva han sido por motivos de salud y asuntos personales. Sin embargo el pasado 29 de noviembre acudió a la sesión en donde se conocería el presupuesto, pero jamás se marcó en el tablero por lo que no registró ningún voto.

Stella Alonzo
Stella Alonzo junto a Juan José Porras, ambos entraron al congreso con el PP / Foto: Fabricio Alonzo

Canal Antigua Digital ha intentado en repetidas ocasiones comunicación con la diputada, pero no ha tenido mayor respuesta, durante noviembre atendió vía WhatsApp algunos mensajes, indicando una hora específica para poder dialogar, en el intento el teléfono sonó apagado.

Después se le volvió a llamar y escribir y ya no contestó.

En las oficinas ubicadas en la zona 1, cercanas al Congreso, Alonzo no se presenta, ni ella ni las personas contratadas para laborar con ella.

Stella Alonzo
Pleno del Congreso / Foto: Fabricio Alonzo

Sus ausencias no fueron impedimento para que mensualmente devengara un salario por Q29 mil 150, incluyendo sus dietas pese a ir a pocas comisiones como la de Gobernación.

Su ex compañero de bancada, Germán Velásquez, dijo desconocer el estado de salud o los motivos de ausencia de Alonzo.

Leer más: No hay marcha atrás, TSE pone fin a PP y Lider

Alonzo presidía hasta febrero de 2017 la Comisión de Asuntos Municipales, pero al no tener partido esta quedó en manos de Haroldo Quej Chen.

Durante 2017, ha firmado como ponente en dos iniciativas de ley, la que dispone aprobar el Día Nacional de la Amistad entre la República de Guatemala y el Estado de Israel y las Reformas al Código Penal para la tipificación de delitos de odio e intolerancia social.

 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS