Canal Antigua

Somos información

Refuerzan seguridad en varios estados y ciudades antes de la toma de posesión de Biden

3 minutos de lectura

Las manifestaciones en las capitales estatales de Estados Unidos se silenciaron este fin de semana después de las advertencias de protestas armadas. Pero algunos funcionarios han indicado que permanecerán atentos en los días previos a la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden.

«Estamos preocupados por toda la semana, no solo hoy», dijo este domingo el jefe de Policía de Lansing, Michigan, Daryl Green, después de que una multitud de manifestantes y contramanifestantes se reunieran en los terrenos del Capitolio estatal.

Se vieron pocos manifestantes, si es que hubo alguno, en otras capitales estatales, incluidas California, Colorado, Georgia, Illinois, Minnesota, Pensilvania, Tennessee y Wisconsin.

Las multitudes que estaban presentes eran solo una fracción de las multitudes pro-Trump que convergieron en Washington a principios de este mes, cuando una protesta se convirtió en un motín mortal en el Capitolio de Estados Unidos. Muchas de las manifestaciones del domingo fueron eclipsadas por las filas de la policía que montó guardia para evitar que se repitieran los disturbios en el Capitolio.

«Queríamos asegurarnos de que lo que sucedió en Washington no sucediera aquí en Michigan», le dijo a CNN el teniente Michael Shaw, de la Policía Estatal de Michigan, «así que pusimos mucha más seguridad afuera, mucha más seguridad visible de lo que normalmente sería allí».

Los manifestantes se paran el domingo con sus armas largas cerca del Capitolio en Lansing, Michigan.

Aún así, líderes estatales y locales, así como los de Washington, están en alerta máxima, y las medidas de seguridad permanecen vigentes hasta el día de la toma de posesión, particularmente en la capital de Estados Unidos.

Durante el fin de semana, las calles de Washington fueron fortificadas aún más, rodeadas por vallas y miembros de la Guardia Nacional. Hasta el domingo por la noche, 17.000 efectivos estaban desplegados, según el portavoz de la Guardia Nacional, el mayor Aaron Thacker.

Muchos de los monumentos y edificios de la capital son inaccesibles, incluido el Explanada de Washington, que permanecerá cerrada al menos hasta el jueves. El icónico césped que se extiende desde el Capitolio hasta la Casa Blanca, típicamente un área de observación para las tomas de posesión presidenciales, estaba desierto el domingo, algo que el portavoz del Servicio de Parques Nacionales, Mike Litterst, dijo a CNN que era «sin precedentes, casi surrealista».

Los miembros de la Guardia Nacional vigilan el domingo en una calle de Washington.

«Pero se está haciendo», dijo, «para garantizar que se cumpla el mandato constitucional de un traspaso pacífico del poder el 20 de enero».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *