ACTUALIDAD

¿Qué hay en el fondo del Gran Agujero Azul de Belice?

1 diciembre, 2018 Marco Sajquin

El multimillonario dueño de Virgin, Richard Branson, se unió a una nueva misión para resolver uno de los misterios más cautivadores del océano: ¿qué hay en el fondo del Gran Agujero Azul de Belice?

Este enigmático sitio marítimo es el mayor sumidero del mundo: una caverna gigante de 300 metros (984 pies) de ancho y alrededor de 125 metros de profundidad.

En 1971, el explorador submarino Jacques Cousteau puso el Blue Hole en el mapa cuando exploró por primera vez sus profundidades.

Casi medio siglo después, a pesar de convertirse en un punto de acceso ideal para el buceo, las características exactas del Agujero Azul siguen siendo en su mayoría desconocidas. Pero el nieto del famoso investigador francés, Fabien Cousteau, está investigando el caso.


Se unirá a Branson, que dirige Ocean Unite, una iniciativa de liderazgo que tiene como objetivo ayudar a proteger el océano, y un equipo de científicos, exploradores y cineastas de la Fundación Aquatica.

Están planificando llevar sumergibles, incluido un Aquatica Stingray 500 tripulado, hasta el fondo del agujero para documentar lo que se encuentra allí.

La Expedición Blue Hole Belize 2018, como se ha denominado al proyecto, se transmitirá en vivo en el Discovery Channel este domingo 2 de diciembre, de 15:00 a 17:00, hora de Guatemala.

Profundidades turbias

Ubicado aproximadamente a 64 km de la costa de Belice, se cree que el Agujero Azul fue una cueva gigante en tierra firme hace miles de años.

Cuando el océano volvió a subir, la cueva se inundó. Ahora forma parte del Sistema de Reserva de la Barrera de Arrecifes de Belice, un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Agujero Azul nunca ha sido cartografiado ni trazado en su totalidad. La idea es que esta nueva expedición pueda responder a la pregunta de qué se encuentra en el fondo de esta misteriosa caverna.

Uno de los sumergibles en la expedición tendrá iluminación adicional para permitir que tanto el equipo a bordo como el espectador en casa vean todo lo posible.

También habrá dos embarcaciones de apoyo en el sitio, un lujoso yate de alquiler que ofrece alojamiento y comodidades para el equipo, y una embarcación de investigación para apoyar la expedición.

Tras la inmersión del 2 de diciembre, los buques continuarán monitoreando y explorando el sitio durante dos semanas, recopilando datos que permitirán a los expertos construir modelos de la vida real de la geografía del Agujero Azul.

Richard Branson.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS