Un grupo de pandilleros que pertenecen al Barrio 18 y que guardan prisión en la cárcel El Infiernito, en Escuintla, realizaron una llamada al cuerpo de Bomberos Municipales Departamentales, para hacer entrega de un equipo de protección a miembros de este cuerpo de socorro.

La entrega consta de mascarillas, caretas y trajes especiales confeccionados por los propios privados de libertad quienes decidieron entregar un total de 40 equipos.

De acuerdo a Cecilio Chacaj, vocero de Bomberos Municipales departamentales estos se van a distribuir en las estaciones de los lugares donde al momento hay un reporte de mayor número de casos.

Desde hace ya dos meses tanto menores en conflicto con la ley penal así como otros pandilleros recluidos en las cárceles del país, han decidido dedicarse a la confección de mascarillas para donar a entidades que necesitan de esta protección para evitar contagios de COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí