Canal Antigua

Somos información

ONU pide acceso a planta nuclear de Ucrania tras nuevo ataque

3 minutos de lectura
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido que los inspectores internacionales tengan acceso a la planta nuclear de Zaporizhzhya después de que Ucrania y Rusia intercambiaran acusaciones sobre el reciente bombardeo de la instalación.

VOA

Cualquier ataque a una planta nuclear «es algo suicida», dijo Guterres en una conferencia de prensa en Japón.

Ucrania acusó nuevamente a Rusia el domingo de bombardear la central nuclear más grande de Europa, la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia, y alegó que Moscú estaba involucrada en el «terror nuclear».

La empresa estatal de energía nuclear de Ucrania dijo que las fuerzas rusas dañaron tres sensores de radiación en la instalación en el ataque del sábado por la noche e hirieron a un trabajador con metralla.

“El terrorismo nuclear ruso requiere una respuesta más fuerte de la comunidad internacional: sanciones a la industria nuclear rusa y al combustible nuclear”, escribió el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy en Twitter.

La planta, en territorio controlado por Rusia, también fue atacada el viernes. Moscú ha culpado a las fuerzas ucranianas por los ataques.

Rusia capturó la planta de Zaporizhzhia a principios de marzo

en las etapas iniciales de su invasión de Ucrania, pero la instalación aún está a cargo de técnicos ucranianos.

La compañía nuclear ucraniana Energoatom dijo que los ataques con cohetes rusos alcanzaron el sábado una instalación de almacenamiento, donde se mantenían al aire libre 174 contenedores con combustible nuclear gastado.

«En consecuencia, la detección y respuesta oportunas en caso de deterioro de la situación de radiación o fuga de radiación de los contenedores de combustible nuclear gastado aún no son posibles», dijo.

La administración rusa de la ocupada Enerhodar, donde viven los empleados de la planta, dijo que Ucrania había atacado utilizando un sistema de lanzamiento de cohetes múltiples Uragan de 220 mm.

Después del primer ataque del viernes

El jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica dijo que el bombardeo mostraba el riesgo de un desastre nuclear. Esos proyectiles golpearon una línea eléctrica de alto voltaje, lo que llevó a los operadores de la planta a desconectar un reactor a pesar de que no se detectó ninguna fuga radiactiva.

Zelenskyy, en su discurso diario del sábado, denunció a Amnistía Internacional por su “silencio elocuente” al no abordar el bombardeo ruso de Zaporizhzhia. El silencio, dijo Zelenskyy, “indica la selectividad manipuladora de esta organización”.

Amnistía Internacional publicó un informe la semana pasada que dice que “las fuerzas ucranianas han puesto en peligro a los civiles al establecer bases y operar sistemas de armas en áreas residenciales pobladas, incluso en escuelas y hospitales, mientras repelían la invasión rusa que comenzó en febrero”.

Oksana Pokalchuk, directora de Amnistía Internacional Ucrania

discrepó del informe de la organización mundial y renunció a su cargo como protesta. Mientras tanto, cuatro barcos de granos zarparon el domingo de los puertos ucranianos del Mar Negro.

El Centro de Coordinación Conjunta, el organismo creado en el marco de la Iniciativa de Granos del Mar Negro para monitorear su implementación, autorizó las salidas a través del corredor humanitario marítimo.

Los barcos que salen de los puertos ucranianos se dirigen a China, Italia y dos lugares en Turquía.

Un quinto barco ha sido autorizado a navegar a Ucrania para recoger carga.

Ucrania es uno de los graneros del mundo y el bloqueo de sus puertos ha provocado un aumento de los precios mundiales de los alimentos y la amenaza de hambruna.

Fuente: VOA

Lea También.