ACTUALIDAD

¿No aguantas la goma? Por estas razones ya no toleras el alcohol

13 agosto, 2017 Redaccion Canal Antigua

No es increíble que la “goma” te pegue más. Sientes como si la muerte te viene a traer y te vuelves creyente por unas horas. Pero más allá, el cuerpo es el que nos da la explicación para que la sensación tóxica se prolongue más y las borracheras sean más sufridas. Aquí te explicamos las razones.

Escasez del líquido vital

Una de las primeras explicaciones es que el cuerpo pierde agua con la edad y por ende el alcohol tarda más en diluirse. El proceso que sigue el alcohol en nuestro cuerpo es que luego del sistema digestivo pasa a la sangre, de donde se dispersa según la cantidad de agua que tengamos en el organismo. Según algunas estimaciones, al nacer tenemos un 75 por ciento de agua en el organismo, la cual se reduce de un 47 a 67 por ciento en hombres y de un 39 a 57 por ciento en mujeres, luego de los 50 años.

via GIPHY

Hígado lento

Como todo órgano en nuestro cuerpo, en este caso, uno muy importante, las funciones se hacen más lentas, y siendo el hígado el encargado de purificar la sangre, el proceso de eliminación o transformación del etanol (alcohol etílico) será más largo.

Uno de los principales componentes en los que el hígado transforma al alcohol es el acetaldehído, al ser más fácil de eliminar por el organismo. Además, es el principal creador de los efectos del día siguiente conocidos como resaca.

El doctor José Luis Pérez Hernández, explica que las mujeres son más afectadas en el hígado por el consumo de alcohol.

“Son más susceptibles a desarrollar una enfermedad hepática avanzada con la ingesta de menores cantidades de etanol, a diferencia de los hombres”, explica.

Digestión complicada

El estómago es el principal afectado de quienes consumen alcohol, los cuales se manifiestan más conforme pasan los años. El helicobacter pylori es la bacteria que ataca comúnmente al estómago, y se incuba hasta que provoca daños a partir de los 30. Su principal afección es la gastritis en donde las paredes del estómago se inflaman. En este caso, la combinación con el alcohol provoca peores resultados al aumentar la irritación.

via GIPHY

En 2011, Guatemala tenía una prevalencia de 51 por ciento de la bacteria para los grupos de edad entre 5 y 10 años y de 65 por ciento para adultos, según la guía global de la World Gastroenterology Organization, en la Revista de Enfermedades Digestivas, Volume 12.

Pero esto no queda allí, pues el consumo moderado también acumula los efectos y las consecuencias. Entre estos, el aumento de los triglicéridos y del ácido úrico. Después de todo, no deja de ser una sustancia tóxica la que proporcionamos a nuestro cerebro, y demás órganos del cuerpo.

via GIPHY

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS