ACTUALIDAD

Pocos nacimientos, pero más migración y muertes en Cuba

24 junio, 2018 Isabel Soto

La población cubana continúa decreciendo por el incremento de la migración y del número de personas que fallecen, en contraste con los escasos nacimientos.

Según estadísticas oficiales, hasta el 31 de diciembre la isla caribeña estaba habitada por 11,221,060 personas, 18.164 menos que en 2016.

La disminución en las cifras está ligada directamente a que apenas se registraron 114,971 nacimientos, lo que representó una disminución de 1,901 bebés en relación con el año anterior.

Paralelamente, incidió la muerte de 106,941 personas, 7,540 más que en 2016. El 2017 fue el primer año en que fallecieron más de 100 mil pobladores de la mayor de las Antillas.

Asimismo, en la etapa objeto de análisis 26,194 personas abandonaron el país de manera definitiva, para un incremento de 8,943.

No obstante, unas 35,908 personas fijaron su residencia permanente en el territorio, 4,986 más que en 2016.

De acuerdo con el informe Estudios y datos de la población cubana, del Centro de Estudios de Población y Desarrollo, Cuba atravesó desde  2004 «un crecimiento nulo o población estabilizada. Es decir que las variaciones entre un año y otro en el total de habitantes resultan muy reducidas”.

No obstante, a partir de 2009 la tendencia comenzó a revertirse -salvo algún que otro año descendente- hasta que en 2016 se registró la cifra más alta de habitantes del país en la historia: 11,239,224.

Esto probablemente estuvo relacionado con la aprobación del Decreto Ley No. 302 del 11 de octubre del 2012, publicado en la Gaceta Oficial de 16 de octubre, junto con los Decretos 305 y 306 del Consejo de Ministros y las Resoluciones complementarias que precisan aspectos sobre su aplicación.

Tales disposiciones comenzaron a regir a partir del 14 de enero del 2013 y como resultado de ello muchos cubanos pudieron vivir en el exterior hasta dos años, sin perder su residencia en la isla, o agilizar los procesos de repatriación.

Cuba constituye uno de los países más envejecidos del continente y la tendencia es a crecer, creando varias crisis, una de las cuales se basa en no poder compensar las fuerzas laborales agotadas y llevar adelante una nación desde su base socioeconómica, de por sí resquebrajada.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS