ACTUALIDAD

El mal de las “arañitas” en las piernas que afecta a muchas mujeres

28 febrero, 2019 Candy Grajeda

Las várices son un constante problema para las mujeres, éstas venas suelen ser inofensivas pero algunas tienen complicaciones.

Usualmente, las várices tienden a salir en las piernas y es porque las venas se dilatan y retuercen.

La razón por la que sucede esto, se debe a que las válvulas unidireccionales que están en las venas de las piernas, no funcionan bien.

En consecuencia, la sangre no corre adecuadamente hasta el corazón, y por el contrario, se queda acumulada.

Las venas varicosas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más recurrentes en las piernas.

Esto se debe a que las personas pasan mucho tiempo sentadas o caminando demasiado, y ocasiona la hinchazón de las válvulas unidireccionales.

Aunque cualquiera puede padecerlas, regularmente, son las mujeres las que más sufren, ya que el uso de tacones aumenta su aparición.

De lo estético a lo molesto

Las venas varicosas son bastante notorias, pueden ser rojizas o moradas, pequeñas o bastante grandes.

Existen algunas que son dolorosas y se identifican porque sobresalen en la piel como pequeños bultos.

Si están muy inflamadas, suelen explotar y verse como moretes, ya que son coágulos de sangre retenidos.

Otros malestares están relacionados a calambres, hinchazón, picazón, piel irritada o escamosa o pequeñas llagas.

¿Por qué aparecen?

No hay una edad en específico para el aparecimiento de “arañitas”, son más frecuentes en las personas de edad avanzada.

Ya que por la vejez, las válvulas unidireccionales se desgastan aun más, lo que propicia que las várices aparezcan más rápido.

Otra razón de que aparezcan más en mujeres, se debe a los cambios hormonales, el embarazo, la pre-menstruación o la menopausia; así como el consumo de anticonceptivos.

También puede llegar a ocasionarse por herencia o por obesidad, ya que el sobrepeso ejerce mayor presión sobre las venas.

Uso frecuente de tacones y/o pantalones demasiado ajustados, que impiden la correcta circulación.

Prevención y tratamiento

Por lo general, se recomienda mejorar la circulación con ejercicios leves, caminatas cortas o natación.

Así mismo, perder peso, utilizar calcetines de compresión, masajes, o dormir con las piernas elevadas.

Hay quienes también prefieren los baños de inmersión con vinagre y sal, o someterse a tratamientos médicos.

Por otro lado, también hay algunos remedios caseros que contribuyen a la eliminación de várices.

  • Jugo de Castañas de India, que contienen escina, un antiinflamatorio vascular.
  • Vinagre de Manzana, se utiliza para hacer masajes sobre las piernas.
  • Zanahoria, Vinagre y Sábila, contribuyen a la circulación y reduce la inflamación.
  • Vinagre y tomates verdes, tienen propiedades anticoagulantes.
  • Jugo de ajo y Aceite de Oliva, antiinflamatorios y mejoran la circulación.
  • Aceite de Almedras y Ciprés, descongestionan y drenan la sangre.

Lee más: La “dieta rápida” que puede estar perjudicando a tu organismo

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS