ACTUALIDAD

Conoce la verdad detrás del famoso “Ejercicio después de los 45 años”

2 mayo, 2019 Candy Grajeda

Realizar ejercicio es importante para tener un estilo de vida saludable, pero después de una determinada edad, es necesario saber ciertas cosas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se recomienda realizar al menos, 150 minutos de ejercicios semanales.

No obstante, también se puede hacer 15 minutos de actividad física diaria, con el objetivo de que el corazón tenga vitalidad.

Así mismo, se señala una diferencia entre actividad física y ejercicio, ya que la primera es el movimiento producido por los músculos esqueléticos y que gastan energía.

Algunos pueden ser, caminar, subir gradas, sentarse, pararse, entre otros, pero el ejercicio es algo planeado, estructurado y repetitivo.

Mismo que busca crear resistencia, fuerza, velocidad y flexibilidad, para no solo tener un estado sano sino un cuerpo en forma.

Sin embargo, a partir de cierta edad, existen ciertas regularidades que se debe tomar en cuenta, ya que es una etapa clave.

Esta etapa es conocida como madurez, comprende entre los 45 a los 55 años, y es ahí donde el ejercicio es necesario, ya que asegura una calidad de vida y poder gozar del envejecimiento activo.

¿Cuál es la importancia?

La Coordinadora de Nutrición, Alba Sáenz, resalta algunos aspectos que se debe tomar en cuenta.

Siempre es importante que el cuerpo esté bien alimentado previo a realizar ejercicio, ya sea de baja, mediana o alta intensidad.

Esto en función de desarrollar un plan de entrenamiento que permita fortalecer, principalmente, músculos y huesos.

Con ello, se puede prevenir los peligros del sedentarismo que suelen atacar al cuerpo, sobretodo cuando se tiene carga laboral.

Principalmente, los huesos que cumplen una función primordial, ya que son la estructura que sostiene todo el cuerpo humano.

«La combinación de ejercicios funcionales y pesas, ayuda a la prevención de enfermedades», indica la nutricionista.

Quien también recalca el fortalecimiento de la masa ósea con una buena alimentación adecuada.

La persona puede optar por el tipo de ejercicio que mejor se adecué a su organismo, «ya sea de fuerza o resistencia», señala Saénz.

Prevención

Además de ser un indicador para una calidad de vida madura, el ejercicio adecuado y con el apoyo de expertos permite que la persona no sufra de enfermedades óseas.

Algunas de estas son la osteoporosis, osteopenia y la destrucción de la masa muscular, (después de los 45), comenta la especialista.

Asegura que con el hábito de ejercicio se hacen movimientos isotónicos e isométricos se puede prevenir este tipo de afecciones.

Ver más: ¿Qué es mejor para bajar de peso rápido?, ¿pastillas, dietas, ejercicio?

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS