ACTUALIDAD

"La empresa está en reestructuración", 6 tips para enfrentar un despido

1 mayo, 2017 Redaccion Canal Antigua

Estás trabajando de lo más tranquilo cuando te llama tu jefe y te lleva a recursos humanos. Sabes que no es nada bueno, cuando te das cuenta te estás quedando sin trabajo. Te invaden varios sentimientos y emociones. ¿Cómo reaccionar?

Ser despedido nunca es fácil aunque ya lo veamos venir, no digamos si no teníamos ni la menor idea. Por diversas razones, casi todos los trabajadores tendrán que afrontar un despido en su vida laboral, así que es mejor toma en cuenta estos consejos.

via GIPHY

1. ¿Cómo están las otra áreas de tu vida?

Este consejo es más que todo preventivo. Según la coach de vida para adultos Lis Espinoza, la vida de un adulto se divide en siete áreas principales que hay que equilibrar pues cada una debe recibir su merecida importancia.

Estas áreas son familia y amigos; carrera y éxito profesional; relaciones de pareja; salud y bienestar; finanzas personales; desarrollo personal y espiritual; y metas y el futuro. Sentirse pleno y satisfecho con las otras áreas de tu vida hará que este tropiezo en lo laboral sea más llevadero.

Pero si estás escuchando este consejo demasiado tarde, y te habías sumergido en cuerpo y alma en el trabajo que te quitaron, esto puede ser un buen momento de recuperar el tiempo perdido y poner en orden el resto de tu vida.

familia

2. Pórtate como un profesional

Es cierto: es un momento duro. Estás sentado allí mientras te dicen que ya no tienes trabajo e incluso puede que te den algunas razones nada agradables de escuchar. Sin importar a qué te dedicas, debes pensar que eres un profesional y reaccionar de acuerdo a esto. Aunque suene difícil, luego de escuchar atentamente debes agradecer la oportunidad que te dieron y salir de allí lo más compuesto que puedas.

Esto no sólo les dejará pensando que eres un trabajador serio, también te dejará las puertas abiertas en caso tengas alguna vez que acudir a estas personas incluso en otra empresa. Esto ayudará en tu objetivo inmediato: empezar a buscar una nueva oportunidad.

via GIPHY

3. Sí, habrá duelo

Quizá esto no afecte de igual manera a todos los trabajadores pues depende del grado de compromiso que se tenía en la empresa y los años invertidos en el trabajo. Por su puesto que si estos factores son altos, sentirá como si le están quitando una parte de su vida. Y si sus planes a futuro dependían de seguir allí, la sensación de pérdida será aún mayor.

Una vez en tu casa, desahógate y habla con tus seres queridos, llora si lo necesitas, deja salir todo. La sicóloga Rosalía Menéndez señala que es completamente normal que en los primeros días haya tristeza, rabia, sensación de injusticia, ira,

4. No te culpes

La culpabilidad a estas alturas de nada servirá. Si en realidad el despido fue provocado por algo que hiciste, ya no vale la pena sufrir por eso.

La violencia contra la mujer va desde burlas, maltrato hasta la muerte. Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

Pero en otras ocasiones no será solo tu responsabilidad. Menéndez señala que las empresas no siempre tomarán las decisiones más apropiadas para su continuidad ni para sus trabajadores. Son situaciones que no puedes controlar así que es mejor aceptarlas.

Según la profesional muchas veces jefes y directivos no recurren al asesoramiento especializado, o no lo tienen, y no suelen estar preparados para afrontar ciertas situaciones. También debes tomar en cuenta que la situación económica de muchas empresas está desmejorando y buscan cómo reducir su personal.

5. Busca ayuda si lo necesitas

Si sientes que lo necesitas, tómate un tiempo para aceptar la situación pero no exageres. Menéndez señala que puedes caer en otros estados emocionales como apatía, desmotivación, estado de ánimo depresivo, desgana, sentimientos de poca valía personal, pensamientos pesimistas. Esto puede afectar tu autoestima.

“Si nos vemos desbordados lo mejor es consultar con un especialista que nos ayude con ese estado negativo y nos oriente”, aconseja.

via GIPHY

6. Aprende de la lección y sigue adelante

Cuando te sientas mejor, mira la crisis como una oportunidad y empieza a buscar un nuevo trabajo, incluso mejor que el anterior. Puedes lanzarte a buscar el puesto de tus sueños.

Se debe planificar la búsqueda de empleo y tomar cursos de capacitación si consideras que quieres tomar un nuevo rumbo, si perdiste tu empleo anterior por alguna razón en particular trata de corregirla. “Encontrar trabajo es una tarea que requiere mucha dedicación e insistencia y no es una cuestión de suerte sino un reto vital”, agrega Menéndez.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS