ACTUALIDAD

Ignoradas, abusadas y valientes mujeres

9 marzo, 2018 Estuardo Gasparico

Seguramente usted sabe que el 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, lo que se aprovecha para agasajar al género femenino. Qué pena que esto se olvide el resto del año y que por el contrario, varias estadísticas sean alarmantes.   

Sí. Todos los medios han hablado sobre el tema antes, durante y después del 8 de marzo, porque  también se lamenta el primer aniversario de la muerte de 41 adolescentes  en el refugio Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

La revista electrónica Diálogo reseña y resume muy bien que más allá de ese hecho, las mujeres de este país viven en una situación que se ha deteriorado a lo largo de los últimos 20 años, como lo evidencia el constante incremento de los feminicidios.

Otra terrible faceta del escenario de la situación que viven las mujeres en Guatemala es el problema de los embarazos en niñas y adolescentes, continúa Diálogo.

“Ello motivó que durante 2015, FLACSO-Guatemala realizara una acuciosa investigación, que incluyó una encuesta representativa a nivel nacional y la recolección de historias de vida, que traslada las voces de las adolescentes que han vivido este agravio. El informe final extracta los siguientes datos:

Edad promedio de la primera relación sexo-genital: 15 años.

Edad promedio del primer embarazo en ladinas y mestizas: 16 años.

4 por ciento no había recibido información sobre cómo prevenir un embarazo.

9 de cada 10 no utilizó ningún método en la primera relación.

Un dato alarmante más sobre la situación de la mujer es el que proporciona el informe “Estado de la población mundial”, el que afirma que solo una o dos de cada diez niñas tiene acceso a la educación básica.

Mientras tanto, el Programa  de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ejecutó el proyecto  “Reafirmando los derechos de las mujeres sobrevivientes de violencia sexual en situación de conflicto y postconflicto”, en el que describe los eternos desafíos de las mujeres en el país, haciendo énfasis en la época del conflicto armado interno.

El primero que destaca es la violencia sexual que por largo tiempo se ha silenciado, a pesar de que se habría  exacerbado en situaciones de conflicto y postconflicto.

“Mientras que el vínculo entre la violación y otras formas de violencia sexual, la tortura y el genocidio ha sido claramente establecido por el Tribunal Penal Internacional para Yugoslavia y Ruanda, ninguno de los casos  durante el conflicto y postconflicto de Guatemala ha sido presentado a las cortes”, afirma.

Luego reconoce que “Guatemala ha tenido avances importantes como la Ley contra el femicidio y otras formas de violencia contra la mujer. Sin embargo, la situación nacional de las mujeres continúa presentando serios retos para la sociedad guatemalteca, donde la representatividad de las mujeres es baja, tanto en el Congreso como en las municipalidades y otras posiciones de liderazgo y decisión.

Que esta breve reflexión sirva para recordar que a pesar de todo, ellas siguen ahí; que no son una cosa desechable y que como seres humanos merecen respeto y consideración durante todo el año.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS