ACTUALIDAD

Identifica a tus compañeros tóxicos y aprende a lidiar con ellos

30 julio, 2018 Carolina Hernández

El lugar de trabajo es donde pasamos entre ocho y doce horas diarias y debemos convivir con nuestros compañeros.

La oficina alberga una serie de personalidades, desde los líderes natos hasta las personas tóxicas.

Por ello, debemos aprender a identificar el tipo de toxicidad que poseen las personas a nuestro alrededor.

Además, es importante saber cómo lidiar con ellos.

A continuación, te dejamos una lista de ocho compañeros tóxicos:

  1. El criticón: como su nombre lo indica, siempre lo juzgan todo. Muy pocas veces aportan al trabajo.
  2. El chismoso: siempre andan hablando o cuentan a otras personas acerca de los secretos, asuntos, problemas o intimidades de otros compañeros. Se entrometen en temas que no son de su incumbencia y difunden rumores.
  3. El manipulador: le gusta influenciar en el comportamiento de los demás. Son personas que mienten, engañan y se hacen las víctimas.
  4. El quejoso: nunca está contento ni de acuerdo con nada.
  5. El negativo: este tipo de compañero se vuelve un drenador de energía, pues si estás a su lado siente que te quita fuerza y ganas.
  6. El copión: toma las ideas de los demás y no les da el crédito.
  7. El flojo: es el que aplica la ley del mínimo esfuerzo o no quiere hacer nada, solo se queja.
  8. El adulador: son quienes alaban a todo mundo, especialmente a los jefes. Son capaces de traicionar a su equipo de trabajo.

El máximo objetivo de esta personas es desgastar tu paciencia y moral, pero, sobre todo, ponerte contra la empresa.

Si no consigue lograr su propósito contigo, irá por otro colega hasta encontrar al más débil y transformarlo en tóxico.

Por ello, lo mejor que puedes hacer es tener paciencia durante tu jornada laboral.

Además, es importante que al salir de la oficina te olvides de cualquier situación del trabajo para que no gane terreno.

Así que ya sabes cómo identificar a esos compañeros que solo buscan crear conflictos y cómo combatir sus estrategias.

Lo mejor que puedes hacer es ignorar a ese compañero tóxico para que no te perjudique.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS