ACTUALIDAD

Otro hit agridulce del ente recaudador

22 diciembre, 2017 Estuardo Gasparico

Desde que Juan Francisco Solórzano asumió como jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) emitió un mensaje muy claro:  ¡Aquí vamos a recaudar, no importa cómo!

El jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Juan Francisco Solórzano Foppa, se apuntó otro hit el pasado 4 de diciembre, al revelar los nombres de 150 empresas guatemaltecas a las que supuestamente se les detectaron  anomalías en el pago de impuestos, para lo cual, habrían utilizado facturas falsas.

A un inicio, el funcionario manifestó  que al menos se defraudaron Q21 millones. Luego, la cifra que se manejó fue de Q100 millones y por último, asómbrese usted, resulta que la evasión habría alcanzado la astronómica suma de Q1 mil millones en diez años.

Las pesquisas comenzaron con un caso que involucra a la empresa DCI, S.A., señalada de haber vendido facturas a empresas y cuyo gerente general, Jorge Alberto Cabezas Goubaud, se entregó el 6 de diciembre.   Por este caso ya habían sido capturadas cinco personas, entre estas, el presunto cabecilla de la estructura, Carlos Estuardo Estrada Cabrera, quien habría creado unas 170 empresas de cartón para vender facturas falsas.

Por lo tanto, Solórzano Foppa recomendó a los contribuyentes evitar cualquier acción relacionada con el pago y declaración de impuestos que pueda parecer ilegal, como la compra de facturas de empresas con las cuales no se haya realizado ninguna transacción.

El funcionario también indicó que es frecuente que contadores asesoren a sus clientes, a quienes les ofrecen documentos contables, de los cuales solo deben pagar el impuesto.

Nadie debe tener facturas de empresas con las que no hay negociado«

También puedes leer: SAT revela nombres de 150 empresas supuestamente evasoras

En entrevista en el programa A Las 8:45 de Canal Antigua, el superintendente dijo que estas compañías tendrán un plazo hasta enero, para que puedan evaluar los documentos que enviaron a la SAT, y las rectifiquen.

Mientras ello ocurre, destacó que “un gerente de estas entidades recibió Q200 mil en sus cuentas como resultado de movimientos ilegales en un año”, aunque la investigación estuvo centrada en una entidad incluida en el  grupo de grandes contribuyentes, por lo que siempre se le evalúa.

Ahora, vienen algunas preguntas, comenzando con la siguiente: ¿La estrategia de la SAT para incrementar la recaudación se basará de hoy en adelante en las acciones de las intendencias de Fiscalización y Asuntos Jurídicos?

No es que esté mal, pues todo lo que suma es importante. El asunto es que desde que Solórzano asumió,  se ha enfocado en realizar operativos contra empresas que supuestamente evadieron cantidades multimillonarias, sin que se sepa a ciencia cierta si se logró recuperar lo evadido, más las multas e intereses correspondientes.

Por otro lado, desde hace semanas se rumora que el aún ministro de Finanzas está negociando un nuevo paquete fiscal con el sector empresarial lo que, obviamente, puede incluir aumento de tasas impositivas para los mismos que  siempre pagamos por lo que ganamos o lo que tenemos.

Entonces, estos hits de la SAT, podrían calificarse de agridulces, pues aunque implican avances en la lucha contra la impunidad, no logran llenar la brecha de recaudación que cada mes se ensancha más.

 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS