ACTUALIDAD

Guatemala y EE.UU. avanzan en acuerdo de «tercer país seguro»

ice
12 julio, 2019 Marco Sajquin

Guatemala está cada vez más cerca de alcanzar un acuerdo de “tercer país seguro” con EE.UU., según múltiples fuentes estadounidenses que están familiarizadas con las negociaciones.

Un acuerdo de este tipo requeriría que los migrantes que pasan por Guatemala soliciten asilo allí, en lugar de continuar a Estados Unidos. Esto tendría el efecto de evitar que algunos inmigrantes vayan hasta Estados Unidos para pedir el refugio.

“Cada semana está más cerca”, dijo un funcionario de la administración Trump.

Estados Unidos y Guatemala han estado trabajando diariamente para alcanzar un acuerdo de “tercer nación segura”, dijo el funcionario, quien agregó que “ha habido mucho progreso”, pero también algunos contratiempos en las negociaciones.

El secretario interino de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), Kevin McAleenan, ha abogado por este tipo de acuerdo. En junio, el presidente Donald Trump tuiteó que Guatemala estaba “preparándose para firmar un Acuerdo de Tercer Seguro”.

Funcionarios de ambos países se están acercando al acuerdo en medio de los múltiples esfuerzos de la administración Trump para detener el flujo de migrantes que llegan a la frontera de EE.UU. y México. Según la ley de EE.UU., los migrantes pueden solicitar asilo una vez en territorio estadounidense.

Hay una advertencia, sin embargo, para aquellos que vienen a través de terceros países seguros, o sea, países con los que Estados Unidos ha llegado a un acuerdo. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados define “país seguro”, en parte, como “países en los que los refugiados pueden disfrutar de asilo sin ningún peligro”.

EE.UU. quiere asegurar capacidad de Guatemala

Antes de llegar a un acuerdo, EE.UU. está trabajando para asegurarse de que haya suficientes protecciones para las personas que solicitarían asilo en Guatemala, según un funcionario del Gobierno. Según el funcionario, hay llamadas telefónicas casi diarias que traducen los documentos de un lado a otro para llegar a un acuerdo.

“Lo antes posible”, dijo, el jueves, un funcionario de DHS sobre el acuerdo.

La “voluntad está en ambos lados” para llegar a un acuerdo, agregó el funcionario, quien señaló que la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Guatemala ejerce una presión adicional para que se haga algo en las próximas semanas antes de que la administración quede “incapacitada”.

El impulso para alcanzar un acuerdo se produce días antes de que el presidente Jimmy Morales, esté en Washington. Morales planea viajar a la capital estadounidense el lunes para discutir la seguridad, la migración y la economía, según un comunicado del Gobierno en Twitter.

En los últimos meses, los migrantes de los países del Triángulo del Norte, Guatemala, El Salvador y Honduras, han sido objeto de la mayoría de los arrestos en la frontera sur de EE.UU. Tuvieron que transitar por México para llegar a la frontera, y al llegar a Estados Unidos, algunos se entregaron a la Patrulla Fronteriza y solicitaron asilo.

“Si se llega a un acuerdo, es un gran paso para combatir la inmigración ilegal y debería reducir los números de aprehensión mensual” en la frontera entre México y Estados Unidos, dijo otro funcionario del Gobierno, que también dijo que el acuerdo parecía cercano.

Un portavoz del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental se negó a comentar sobre el acuerdo o las conversaciones con Guatemala.

¿En qué consiste ser un Tercer País Seguro?

Básicamente, el concepto se asocia con el supuesto que quienes solicitan asilo en EE.UU., pueden recibir el mismo trato en otro país, en este caso, Guatemala: cuando una persona sale de su país hacia otro, este segundo puede negarse a cobijarlo, y remitirlo a un tercero que se «considere» tiene las mismas condiciones para atenderlo.

En el país, los migrantes del Triángulo Norte, solicitarían su reconocimiento en su condición como refugiados.

Es como «aliviar la carga», asegura en un análisis el diario Milenio de México, de los países que reciben más solicitudes; es una «redistribución» de pedidos de asilo.

El requisito mínimo para considerarse como país seguro en los términos de la Convención sobre los Refugiados firmada en Suiza en 1951, es respetar el principio de «no devolución».

En todo caso, no regresar a las personas que corren riesgos en su país de origen.

Pero no solo eso, sino garantizar el derecho a la residencia, al trabajo, a los servicios fundamentales (educación y salud) y a la reunificación familiar.

En Latinoamérica, nunca una nación ha aplicado este principio, y solo ha ocurrido históricamente en la Unión Europea.

México es otra de las naciones que ha estado cerca de convertirse en Tercer País Seguro; pero la gran diferencia, es que sus funcionarios lograron apaciguar los ánimos de Trump con una negociación que por lo pronto, impidió la imposición de aranceles a los productos aztecas.

No en balde el canciller Marcelo Ebrard, dijo que México había «evitado» convertirse en Tercer País Seguro.

Lee más: Donald Trump confirma redadas contra migrantes

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS