ACTUALIDAD

Glaucoma = Causa de ceguera

glaucoma
30 junio, 2018 Redaccion Contrapoder

Se estima que más de 60 millones de personas alrededor del mundo tienen glaucoma, una enfermedad que daña el nervio óptico llevando a la pérdida de la visión o ceguera.

El glaucoma sucede cuando el sistema de drenaje del ojo se tapa y el fluido intraocular no logra drenar; al acumularse, causa un aumento de presión en el interior del ojo que daña al nervio óptico. En la mayoría de los casos la pérdida de la visión periférica es gradual e indolora, y los pacientes no lo perciben hasta que comienza a afectar el campo de visión central.

La enfermedad suele estar presente en ambos ojos, pero generalmente empieza a manifestarse primero en uno solo. A menudo, la primera afectación se da en la visión periférica (con la que vemos a los costados), por lo que inicialmente el cambio es casi imperceptible; no obstante, a medida que pasa el tiempo el paciente puede tener la sensación de que está mirando a través de un túnel, hasta tener afectación en su visión central.

Existen diversos tipos de glaucoma. Los principales son el de ángulo abierto y el de ángulo cerrado. Se caracterizan por un aumento de la presión intraocular (PIO); es decir, la presión dentro del ojo. El de ángulo abierto -la forma más frecuente- representa al menos el 90 por ciento de todos los casos. El de ángulo cerrado es una consecuencia del proceso de cierre del ángulo que se define entre el iris y la córnea.

La mayoría de las formas de glaucoma son asintomáticas hasta que la lesión del nervio óptico avanza y se desarrolla la pérdida del campo visual. Sin embargo, existen otras formas de glaucoma que sí producen síntomas, tales como visión borrosa o dolor de ojos y de cabeza, náuseas y vómito, la aparición de halos arcoíris alrededor de las luces brillantes y pérdida repentina de la visión.

“En muchos casos, el paciente acude a consulta cuando un alto porcentaje de fibras nerviosas de la retina ya se han perdido y el defecto en el campo visual está avanzado y es irreversible”, explicó la directora de área terapéutica para oftalmología de Novartis en Centroamérica y el Caribe, Dra. Ainhoa Bacaicoa.

Existen diferentes retos para el tratamiento y manejo del paciente con glaucoma, lo que hace posible encontrar combinaciones fijas que pueden reducir la complejidad del tratamiento. Entre los beneficios potenciales derivados del uso de terapias combinadas fijas están la eficacia de disminución de la presión intraocular superior, en comparación con cada uno de los componentes solos, la exposición reducida a conservantes (mejor tolerabilidad) y el aumento de la adherencia por parte del paciente a la terapia.

Factores de riesgo

El glaucoma puede afectar a las personas de todas las edades, desde los bebés hasta los adultos mayores; sin embargo, estos son los principales factores de riesgo:

Edad avanzada.

Antecedentes en la familia de glaucoma.

Presión intraocular elevada.

Diabetes mellitus.

Grosor corneal.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS