ACTUALIDAD

Cuando el gimnasio provoca el efecto contrario al esperado

20 agosto, 2018 Isabel Soto

Un movimiento brusco, levantar pesos excesivos, realizar esfuerzos anormales continuados o permanecer largo rato en posturas forzadas puede llevarte a un mal que no necesariamente es «cosa de viejos».

El lumbago o lumbalgia es una enfermedad que suele reflejarse en un dolor intenso en la región lumbar, que es la parte baja de la espalda.

Y su intensidad suele provocar impotencia funcional, encurvamiento y dificultad intensa para caminar, aunque tengas 30 años y toda la vitalidad del mundo.

Los médicos concuerdan en que el lumbago casi siempre aparece como consecuencia de un problema previo.

Sesiones de gimnasio negativas

El afán por tener una mejor figura y recurrir para ello a jornadas extenuantes en el gimnasio puede tener un efecto contrario al esperado.

La columna vertebral está formada por una serie de curvas que se alternan entre lordosis (cervical y lumbar) y cifosis (dorsal y sacra).

Las cifosis tienen función de protección (dorsal: pulmones y corazón, y sacra: vísceras) y las lordosis una función de movimiento.

Después de tanto rodeo, te cuento que esta es la razón por la cual la mayoría de las patologías álgicas de columna se centran en áreas lumbares, aunque también en el cuello.

El movimiento implica fricción, equilibrio y reducción de topes óseos, y por lo tanto riesgo de lesión.

Cuanto más capacidad de movimiento, más posibilidades de lesión por alteración de estructuras blandas (músculos, tendones, ligamentos y cápsula articular).

Parece una contradicción con la recomendación de los estiramientos, pero no lo es.

Para lograr una función articular y muscular correcta se necesita un equilibrio entre la capacidad de movimiento y la estabilidad de la articulación.

Dicho de otro modo:

  • Ante cualquier inicio de dolor en la zona lumbar hay que interpretar el origen y la acción que lo ha desencadenado.
  • Si, por ejemplo, el dolor surge tras una carrera de 50 minutos, de forma progresiva hasta mantenerse constante al terminar, debemos analizar el recorrido hecho (si ha sido diferente a otras ocasiones) y el calentamiento previo (¿ha sido suficiente?).
  • En la gran mayoría de ocasiones, el inicio de la lumbalgia está en una falta de elasticidad en la musculatura posterior de la pierna (glúteos, isquiotibiales, gemelos y sóleo). Este acortamiento genera una actividad incorrecta en la zona lumbar que provoca un agotamiento articular y un dolor intenso en la zona.

Lumbalgia en los Gimnasios

Para evitarlo

• Haz de los ejercicios físicos algo habitual y moderado.
• Intenta evitar el sobrepeso.
• Duerme en la cama adecuada. Las de superficie dura o los colchones especiales son un buen medio de prevención.
• El calor local también suele ser beneficioso.
• La relajación, los masajes y los estiramientos son muy eficaces.
• La forma de levantar peso, de sentarse o de caminar y de respirar puede tener que ver con el origen del dolor.
• Las disciplinas de gimnasia especiales para la espalda son muy beneficiosas.

También ten en cuenta que existen tablas de gimnasia especiales para el fortalecimiento de los músculos de la espalda. Además, hay sistemas y métodos de potenciación y relajación muscular como yoga, pilates, quinesoterapia y otros.

Estos son muy eficaces para tratar y prevenir el lumbago.

Sin embargo, el tratamiento a través de la relajación y la gimnasia debe ser supervisado por un especialista médico o fisioterapeuta.

Está comprobado que es un medio natural muy eficaz para mejorar los síntomas.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS