ACTUALIDAD

Fanáticos del Bastia bajan a la cancha para enfrentarse al equipo del Lyon

16 abril, 2017 Anamaria Arroyo Diario Digital

El partido de la 33ª jornada de la Ligue 1 francesa entre el colista Bastia y el Lyon (4º), que se vio manchado en dos momentos por disturbios, quedó suspendido “definitivamente” en el descanso por decisión de la prefectura y de los delegados de la Liga de Fútbol Profesional del país (LFP).

En los primeros incidentes, un grupo de ultras del Bastia había llegado a saltar al campo para enfrentarse a los jugadores rivales.

Un nuevo incidente

Es el segundo partido con disturbios violentos que vive el Lyon, que el jueves tuvo un retraso de 45 minutos en el inicio de su duelo de Europa League en casa ante el Besiktas turca, por una invasión de campo por parte de hinchas, que escapaban de un lanzamiento de petardos desde una grada superior. Entonces sí se pudo jugar, al contrario que este domingo.

“Tras un nuevo incidente producido al final de la primera parte, la LFP decidió parar definitivamente el partido SC Bastia-Olympique Lyonnais”, anunció la LFP en un comunicado. El partido llegó únicamente hasta el descanso, con 0-0 provisional.

El inicio del partido en Córcega se había visto retrasado 50 minutos después de un primer incidente, con unos cincuenta hinchas que saltaron al césped en el calentamiento para enfrentarse a los jugadores del Lyon. Los servicios de seguridad intervinieron rápidamente para proteger a los futbolistas del Lyon y después de varios minutos de insultos, empujones y carreras, los futbolistas del equipo visitante se dirigieron a los vestuarios.

La disputa del partido se mantuvo, pero el Lyon recordó entonces que en caso de nuevos disturbios la suspensión sería definitiva.

El entrenador del Lyon, Bruno Genesio, se mostró muy enfadado tras esos primeros disturbios: “¡Hay que parar, hay que parar, han golpeado a los jugadores! No vamos a la guerra”, gritó en el túnel de vestuarios, en una secuencia grabada por la televisión BeIn Sports.

El presidente del Lyon, Jean-Michel Aulas convenció entonces a los miembros de su equipo y el acuerdo de empezar el partido se tomó en una reunión con los capitanes de los dos equipos y los árbitros.

Pero otro altercado, entre el arquero portugués del Lyon Anthony Lopes y el secretario general del Bastia, Anthony Agostini, en el inicio del descanso había dado pie a los segundos disturbios en el estadio Armand Cesari.

Suspensión definitiva

Esos nuevos disturbios provocaron la suspensión definitiva. El pasado 5 de noviembre, tras un tenso y polémico partido que venció el Lyon por 2-1, el entrenador del Bastia, que entonces era François Ciccolini, avisó que el duelo de vuelta podría ser explosivo.

“Ahora tienen que venir a nuestro estadio. No sirve tener gripe o gastroenteritis porque esto se va a arreglar como de costumbre, como los hombres. Como la gente de Córcega”, dijo el técnico tras dicho partido.

El Bastia y sus aficionados tuvieron episodios de violencia en el pasado. La grada Este acababa de ser reabierta, después de tres jornadas de clausura por gritos racistas contra el delantero italiano Mario Balotelli a finales de enero. Para el Lyon, las consecuencias podían ser más deportivas que disciplinarias.

El equipo está preocupado ya por la visita del jueves a Estambul para jugar la vuelta de los cuartos de la Europa League, tras los disturbios del jueves. Desde el Besiktas insistieron en las últimas horas de que los lioneses serán bien recibidos y que garantizarán la seguridad.

Los incidentes de Bastia eclipsaron el resto de la jornada. En el primer partido del domingo, el Burdeos ganó 1-0 en Nantes (10º), con gol de Younousse Sankharé, y se afianzó en la quinta plaza.

El sábado, el Mónaco remontó para ganar 2-1 al Dijon, con un gol decisivo del colombiano Radamel Falcao, y mantuvo su ventaja de 3 puntos sobre el París Saint-Germain (2º), que el viernes había vencido 2 a 0 en Angers, con un doblete del argentino Ángel Di María.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS