Canal Antigua

Somos información

«Fraude fue local», señala fabricante por caso de pruebas falsas de Covid-19 adquiridas en Guatemala

3 minutos de lectura

La empresa Atila ByoSistems, se pronunció por el caso de la supuesta compra de pruebas falsas de Covid-19 en el país.

La compañía divulgó un comunicado en el cual dice estar «conmocionada» por enterarse del «fraude» perpetrado en el país con miles de pruebas que ostentan su marca.

En su sitio web, la entidad apunta un correo para que los usuarios se comuniquen si tienen dudas sobre la autenticidad de sus pruebas.

Según señala, un ex socio comercial es quien habría falsificado las pruebas iAMP de Atila.

Agrega que para validar su prueba iAMP COVID-19 con el laboratorio nacional de Guatemala, trabajó con sus socios, para luego hacerlo con un «número de laboratorios y distribuidores locales para que nuestra prueba iAMP esté disponible para la gente de Guatemala».

Señala a Kron Cientifica E Industrial como uno de los socios con los que Atila trabajó para realizar las pruebas COVID19 disponible en Guatemala, con quienes comenzó una relación el 1 de junio de 2020.

La entidad realizó el primer pedido con el número de lote COVID20200610 para 12 kits de 1200 pruebas disponibles para el «pueblo de Guatemala».

Indican que el 18 de enero de 2021, fueron contactados por el Gobierno de Guatemala como parte de una investigación de pruebas sospechosas defectuosas con el número de lote COVID20200423 que fueron dadas «bajo la etiqueta de nuestra empresa».

Especifica que la compañía «se embarcó en una rápida investigación interna», y al hacer la comparación con imágenes, «ni la marca ni el color de los tubos de reactivo en el número de lote COVID20200423 coincide con lo que Atila usó para el auténtico kit iAMP».

Asevera que ningún empleado de Atila proporcionó a Kron envíos fuera de los pedidos registrados, y consultaron a sus socios de distribución locales, y confirmaron que «ninguna de las pruebas del lote COVID20200423 fue vendido a Kron para su uso por el pueblo de Guatemala».

Concluye que el presunto fraude fue «perpetrado por una fabricación local, y asegura que trabajará «activamente para apoyar al Gobierno de Guatemala a garantizar que se haga justicia».

Aseguran que para tener una supervisión clara de cualquier entrega y distribución adicional de sus pruebas iAMP en Guatemala, nombrarán «un representante exclusivo y un punto de contacto para trabajar con las autoridades locales en el futuro».

Califica que la falsificación de pruebas de diagnóstico es un «crimen atroz que puede provocar muertes trágicas que Atila no puede tolerar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *