En las últimas semanas se ha incrementado el número de fallecidos por COVID-19 en el país, según el último reporte del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, se contabilizan 947 decesos a la fecha.

Ante esto desde el pasado 22 de junio se aprobó el protocolo para el manejo de cadáveres así como las instrucciones para las personas que van a participar al momento de los actos de enterramiento.

Éstas son las instrucciones para la manipulación de cuerpos:

  • El personal que realice embalaje y manejo de cuerpos debe contar con todo el equipo de protección, mascarilla, guantes, lentes o careta, bata de manga larga impermeable, delantal resistente al agua, botas de hule que se puedan desinfectar o cobertores de zapatos
  • Familiares no podrán apoyar en el embalaje solo personal de saludo o personal designado para ello como funerarias, bomberos y policías.
  • Manipular lo menos posible el cuerpo, no se necesitan vehículos especiales.
  • No se realizará embalsamamiento
  • No se realizarán autopsias clínicas a personas fallecidas por o con covid-19, únicamente en casos médico legales.

 

Posteriormente a esto, los familiares de las personas fallecidas tienen la siguientes restricciones:

  • El funeral debe ser inmediatamente después del fallecimiento con un máximo de 6 horas.
  • Queda prohibida la velación y el servicio religioso.
  • Se procederá a la desinfección de pertenencias del fallecido

 

Al momento de realizar el entierro se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Los cementerios deben tener una ubicación especifica para las personas fallecidas por COVID-19
  • Solo en cementerios debidamente autorizados por el Ministerio de Salud se podrán inhumar a los fallecidos.
  • Enterramiento debe ser en tierra, con una profundidad de 2.5 metros.
  • Se recomienda el entierro en espacios debidamente señalizados y donde se coloque el nombre de la persona enterrada.
  • Si hay acompañantes en el acto, solamente 3 personas como máximo podrán asistir al entierro con equipo de protección personal necesario.
  • Prohibida la asistencia de niños, ancianos, personas con afecciones crónicas.
  • El acto de entierro no puede durar más de 15 minutos.
  • No se podrán trasladar cadáveres cuando la causa de defunción haya sido una enfermedad sujeta a cuarentena.

 

Si en dado caso, el país empieza a registrar un número masivo de fallecimientos, se procederá de la siguiente forma:

  • Los cuerpos quedarán en cuartos fríos para posteriormente cumplir con su entierro dentro del plazo de 6 horas establecido.
  • Si se llega a hacer fosa común, debe hacerse a una trinchera que contenga una hilera o fina única de cuerpos dispuestos paralelamente y dejando un mínimo de 40 centímetros de distancia entre los cuerpos colocados.
  • No se permitirá el apilamiento de cuerpos dentro de la trinchera.

 

Hasta el momento, estos son los lineamientos autorizados y que deberán cumplirse para proceder a todo acto de inhumación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí