Canal Antigua

Somos información

Esto es lo que se sabe sobre la última prueba de misiles de Corea del Norte

5 minutos de lectura

Corea del Norte probó un presunto misil balístico intercontinental (ICBM) en una de las tres pruebas de misiles realizadas este miércoles, según el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur (JCS).

Las pruebas se producen tras el primer viaje de Joe Biden como presidente de Estados Unidos a Asia.

Corea del Sur dijo que el presunto ICBM fue disparado alrededor de las 6 a.m. hora local del miércoles con una autonomía de vuelo de unos 360 kilómetros y una altitud de aproximadamente 540 kilómetros.

Sobre las 6:37 horas, Corea del Norte disparó un segundo misil balístico —que no se cree que sea un ICBM— que parece haber desaparecido del rastreo surcoreano a una altitud de 20 kilómetros, dijo Corea del Sur.

El tercer misil, que se presume que es un misil balístico de corto alcance (SRBM), voló unos 760 kilómetros y tuvo una altitud de 60 kilómetros, añadió el JCS surcoreano.

Las autoridades de inteligencia de Corea del Sur y Estados Unidos están analizando las pruebas para obtener más detalles, dijo el JCS.

El experto en misiles Jeffrey Lewis, director del Programa de No Proliferación de Asia Oriental en el Centro James Martin para Estudios de No Proliferación, dijo que la prueba del miércoles no era probable que fuera un ICBM completo, porque el alcance era muy inferior al que tendría ese tipo de misil.

Lewis dijo que la prueba del miércoles fue similar a las pruebas anteriores que EE.UU. ha afirmado que están relacionadas con el desarrollo de un nuevo ICBM.

El Pentágono dijo en marzo que las dos pruebas de misiles balísticos de Corea del Norte realizadas el 26 de febrero y el 4 de marzo no pretendían demostrar el alcance o la capacidad de un ICBM, sino que eran «probablemente para evaluar este nuevo sistema antes de realizar una prueba a pleno alcance en el futuro, potencialmente disfrazada de lanzamiento espacial».

Japón también informó de al menos dos misiles disparados desde Corea del Norte, uno de los cuales voló en una «trayectoria irregular» a una distancia de unos 750 kilómetros, dijo el ministro de Defensa japonés, Nobuo Kishi.

Kishi dijo que ese misil cayó justo fuera de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Japón.

En respuesta a las últimas pruebas de Corea del Norte, Corea del Sur y EE.UU. dispararon cada uno un misil al mar frente a la Península de Corea, dijo el JCS. Un comunicado militar estadounidense confirmó esos lanzamientos.

«Demostró que nuestras fuerzas armadas tienen la capacidad y la preparación para atacar con precisión el origen de la provocación con nuestra fuerza abrumadora», añadió el JCS.

La Fuerza Aérea de Corea del Sur también llevó a cabo una «caminata de elefantes» el miércoles, haciendo rodar unos 30 aviones de combate armados F-15K en la pista de aterrizaje como muestra de fuerza, dijo el JCS.

La semana pasada, un funcionario estadounidense advirtió que Corea del Norte parecía estar preparándose para una prueba de misiles balísticos intercontinentales durante el viaje de Biden, después de que las imágenes por satélite revelaran actividad en un lugar de lanzamiento cerca de la capital, Pyongyang.

Biden se reunió con el nuevo presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, durante el fin de semana, donde ambos líderes dijeron que comenzarían a explorar una ampliación de los ejercicios militares conjuntos entre sus países.

Cuando se le preguntó si se reuniría con el líder norcoreano Kim Jong Un, Biden dijo que «dependerá de si es sincero y si va en serio».

Hasta la fecha, la estrategia de Biden aún no ha dado lugar a una reunión de trabajo con Corea del Norte desde que la administración completó una revisión de la política estadounidense hacia el reino ermitaño, dijo un alto funcionario de la administración, añadiendo que «no ha sido por falta de intento».

Mientras tanto, Yoon dijo que Corea del Sur y sus aliados están preparados para cualquier acto de provocación norcoreano.

El mes pasado, Kim prometió «fortalecer y desarrollar» sus fuerzas nucleares a la «mayor velocidad posible».

Los últimos lanzamientos marcan la decimosexta vez que Corea del Norte prueba sus misiles este año, incluyendo lo que Estados Unidos cree que fue una prueba fallida de un ICBM el 4 de mayo, que explotó poco después del lanzamiento.

Sin embargo, se cree que Corea del Norte probó un ICBM a finales de marzo.

Ese misil voló hasta una altitud de 6.000 kilómetros y una distancia de 1.080 kilómetros con un tiempo de vuelo de 71 minutos antes de caer en aguas de la costa occidental de Japón, según el Ministerio de Defensa japonés.

Las agencias militares y de inteligencia de EE.UU. estiman que Pyongyang también podría estar preparando su primera prueba nuclear subterránea en casi cinco años.

El miércoles, Corea del Sur informó de que había detectado indicios de que Corea del Norte está probando un dispositivo de detonación de armas nucleares, algo que podría ser un precursor de una prueba nuclear.

El primer subdirector de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Kim Tae-hyo, dijo a los periodistas que Corea del Norte podría estar «cerca de la última etapa de preparación para una prueba nuclear de la escala y el rendimiento que desea».

Kim dijo que no puede predecir cuándo podría realizarse dicha prueba, pero consideró que las probabilidades de que tenga lugar en uno o dos días son bajas.

Corea del Norte realizó la última de sus seis pruebas nucleares subterráneas en 2017.

*Con información de CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *