ACTUALIDAD

Emprenden éxodo en busca de tierras alejadas del Volcán de Fuego

4 julio, 2018 Carolina Hernández

Tras un mes de resistir los embates de la erupción del Volcán de Fuego, al menos 90 familias de la colonia 15 de Octubre, aldea La Trinidad, Escuintla, emprendieron el éxodo en busca de tierras alejadas de la tragedia.

Felipe Fuentes, de la organización Utz Che’, indicó que entre todos los vecinos acordaron evacuar en definitiva la comunidad.

En el lugar permanecerán unas 25 personas que se encargarán de cuidar las pocas pertenencias que quedan.

Según Fuentes, la mayoría de las familias tiene previsto refugiarse en los albergues habilitados en Palín, Escuintla.

Sin embargo, descartan sumarse a los damnificados que el Gobierno trasladará a un campamento en la finca La Industria.

Por si te interesa: Cuerpos de víctimas del Volcán de Fuego aún permanecen en la morgue

La colonia 15 de Octubre es habitada por familias que regresaron de México tras la represión militar. Foto: Christian Monroy

Sus tierras dejaron de ser fértiles, por eso emprendieron el éxodo

La situación desesperó a las familias, pues aunque en esa colonia no hubo muertos, sí son víctimas colaterales.

El constante descenso de lahares ha impactado fuertemente a la comunidad, sobre todo porque es época lluviosa.

Las cavernas perforadas por los lahares del volcán se han convertido en barrancos de hasta siete metros de profundidad.

Los caminos ya no forman parte del mapa y los cultivos de café están cubiertos por la ceniza.

La desesperanza aumenta, porque a un mes de la tragedia no han recibido asistencia gubernamental.

Solo los mencionan en un estudio efectuado por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), como una comunidad ubicada en una zona de alto riesgo.

Sin embargo, no hay un plan que los involucre y los tome en cuenta para sobrellevar lo sucedido.

La colonia 15 de octubre, en Escuintla, era habitada por pobladores que se refugiaron en México durante más de 18 años, a consecuencia de la represión militar.

Tras su retorno en 1998, las familias fueron reubicadas por el Estado en esta zona de riesgo.

Las plantaciones de café han resultado afectadas y ya no hay caminos. Foto: Christian Monroy

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS