Canal Antigua

Somos información

El tiroteo de Buffalo reabre un debate por crimen de odio

4 minutos de lectura
Un estadounidense blanco de 18 años, con chaleco antibalas vistiendo atuendo militar, transmitió en vivo por internet para una pequeña audiencia en Twitch con una cámara en su casco el momento en que abre fuego en el exterior de un supermercado en un vecindario de mayoría negra de Buffalo, Nueva York.

VOA

Diez personas murieron. El hecho ha removido el debate en los medios sobre el control de armas en Estados Unidos.

Pero, ¿qué es un crimen de odio?

Según explica la página digital en español del Departamento de Justicia de Estados Unidos, en virtud de la Primera Enmienda a la Constitución estadounidense, las personas no pueden ser enjuiciadas simplemente por sus creencias.

«Es posible que la gente se ofenda o que le molesten creencias que no sean ciertas o que se basen en sesgos falsos, pero no es un delito expresar tales creencias ofensivas ni unirse a otros que compartan las mismas creencias. No obstante, la Primera Enmienda no protege a personas que cometen un delito sencillamente porque la conducta esté basada en creencias filosóficas», indica el texto.

El ‘odio’ como concepto

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reconoce que el término ‘odio’ puede ser confuso.

«Cuando se utiliza en el contexto de una ley contra delitos de odio, la palabra ‘odio’ no significa rabia, ira o desagrado general. En este contexto, ‘odio’ significa un sesgo contra personas o grupos con características específicas definidas por la Ley».

Al nivel federal, -continúa el Departamento de Estado- las leyes contra los delitos de odio incluyen delitos cometidos por motivos de la raza, el color de piel, la religión, la nacionalidad de origen, la orientación sexual, el género, la identidad de género o la discapacidad, real o percibidos, de la víctima.

«La mayoría de las leyes estatales contra los delitos de odio incluyen delitos cometidos por motivos de raza, color de piel o religión; muchas también incluyen delitos cometidos por motivos de orientación sexual, género, identidad de género o discapacidad», afirma la descripción de la instancia de justicia estadounidense.

Los delitos de odio tienen un efecto más amplio que otros tipos de delitos, sostiene el Departamento de Justicia.

«Las víctimas de delitos de odio incluyen no solo al objeto inmediato del delito sino a otros que son como ellos. Los delitos de odio afectan a familias, comunidades y, a veces, el país entero».

¿Por qué se debe denunciar delitos de odio?

El Departamento de Justicia estadounidense explica que la Brecha en la Denuncia de Delitos de Odio es la disparidad importante entre los delitos de odio que realmente ocurren y los que son denunciados ante las autoridades policiales.

El organismo indica que «es esencial denunciar los delitos de odio no solo para demostrar su apoyo y conseguir ayuda para las víctimas sino también para transmitir un mensaje claro que la comunidad no tolerará estos tipos de delitos».

«La denuncia de delitos de odio permite a las comunidades y las autoridades policiales entender el alcance del problema dentro de la comunidad y dedicar recursos a prevenir y abordar ataques basados en sesgos y odio», confirma el organismo.

Terminología más usadas

Delito de odio: Al nivel federal, es un delito cometido por motivos de raza, color de piel, religión, nacionalidad de origen, orientación sexual, género, identidad de género o discapacidad.

Incidente de odio o sesgo: Actos de prejuicio que no son delitos y no conllevan violencia, amenazas o daños materiales.

¿Cuáles son las categorías de sesgo de acuerdo al Departamento de Justicia?

De acuerdo al Departamento de Justicia la raza, las discapacidades, la etnia o nacionalidad de origen, el color de la piel, la orientación sexual, el género, la identidad de género y la religión son las categorías más frecuentes de delitos de odio cometidos en Estados Unidos.

¿Cuáles son las cifras más recientes?

En promedio, los incidentes motivados por prejuicios en 37 ciudades importantes de EEUU aumentaron casi un 39 %, y las 10 áreas metropolitanas más grandes informaron un aumento récord del 54,5 %, según un análisis de los datos de la policía nacional compilados por el Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo en la Universidad Estatal de California, San Bernardino.

Fuente: VOA 

Lea También.