ACTUALIDAD

El sobrepeso no es un impedimento para correr

4 noviembre, 2018 Mario Ramirez

Hace seis años un médico le dijo que era muy gorda para correr, pero el domingo la inglesa Julie Creffield acudirá a su cuarto maratón, esta vez en Nueva York.

Dos semanas después corrió uno, solo para demostrarle que podía hacerlo.

El domingo, en su cumpleaños 40, correrá el cuarto, esta vez el de Nueva York, de más de 42 km.

Hoy tiene un blog que se llama “Too fat to run” o”Muy gorda para correr”.

Comenzó en 2010, cuando participó en una pequeña carrera y llegó al final.

“Llegué última en una carrera. Y cuando llegué a la meta ya no había meta, ¡todos se habían ido a casa! Y es cuando empecé a escribir el blog y me siento muy inspirada por las corredoras de tallas grandes. Porque no somos o no éramos muy visibles en el mundo de los corredores. Cuando piensas en un corredor, piensas alto, delgado, rápido, y mucha gente quiere hacer carreras por muchas otras razones”.

Creffield, de talla 50 en Latinoamérica, afirma que ha corrido unas 30 medios maratones, ultramaratones, triatlones y todo aquello que la desafíe.

El cuerpo de esta madre de una niña de 5 años ha cambiado con las carreras, pero asegura que su talla es la misma.

“Hay muchas cosas más importantes que te definen como mujer que solo tu apariencia. Entonces, no me importa que no me vea bien en licra. Ese no es el objetivo. Si puedo lograr grandes metas e inspirar a otras personas y causar un impacto en este planeta, no nací para verme bonita. Ese no es mi trabajo en la vida. Creo que inspira a otras mujeres y es por eso que sigo escribiendo mi blog”.

Creffield afirma que ha sido objeto de insultos cuando corre, y aunque lleva 15 años participando, lo hace a su ritmo.

El domingo tardará entre seis y siete horas en terminar el maratón de Nueva York. El promedio es de cuatro horas y 35 minutos.

A ella no le importa el tiempo y espera que las carreras sean más incluyentes.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS