Canal Antigua

Somos información

El secretario general de la ONU califica de «suicida» el bombardeo en torno a la central nuclear ucraniana

2 minutos de lectura

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, calificó de «suicidas» los recientes disparos de artillería y misiles en torno a la central nuclear de Zaporiyia, en el centro de Ucrania.

«Cualquier ataque a las centrales nucleares es algo suicida», dijo Guterres a los periodistas en Tokio.

«Espero que estos ataques terminen», dijo, y pidió que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) tenga acceso a la planta.

La central de Zaporiyia es la mayor de Europa y ocupa un extenso emplazamiento en el río Dnipro. Desde que las fuerzas rusas la capturaron a principios de marzo, ha seguido funcionando con una capacidad reducida, y los técnicos ucranianos siguen trabajando.

Los temores sobre la seguridad de la central han ido creciendo desde que las fuerzas rusas tomaron el emplazamiento, pero alcanzaron un punto de inflexión la semana pasada cuando los bombardeos dañaron una línea eléctrica de alta tensión y obligaron a detener el funcionamiento de uno de los reactores de la central, a pesar de que no se detectó ninguna fuga radiactiva.

La empresa estatal de energía ucraniana, Energoatom, dijo durante el fin de semana que un trabajador resultó herido por los bombardeos rusos alrededor de la planta, y añadió que los sensores de control de la radiación también resultaron dañados.

Mientras tanto, Rusia culpa a Ucrania de los bombardeos en torno a la central.

Las autoridades respaldadas por Rusia en la ciudad más cercana, Energodar, afirmaron que un misil ucraniano cayó a menos de 400 metros de uno de los reactores de la planta. Energodar fue tomada por las fuerzas rusas al mismo tiempo que la central.

«Esta noche, las formaciones armadas de Ucrania han atacado con un cohete de racimo Uragan de 220 mm», dijo la autoridad local, según la agencia estatal de noticias rusa RIA Novosti.

«Los edificios administrativos y el territorio adyacente del almacén de barriles secos fueron dañados por los proyectiles».

Los rusos han bombardeado la ciudad ucraniana de Nikopol desde posiciones cercanas a la planta.

Este sábado, el director general del OIEA, Rafael Mariano Grossi, dijo que estaba muy preocupado por el bombardeo «que subraya el riesgo muy real de un desastre nuclear que podría amenazar la salud pública y el medio ambiente en Ucrania y más allá».