ACTUALIDAD

El ritual de los sabores ¿A qué huele tu cocina?

14 abril, 2017 Redaccion Contrapoder

El ambiente se llena con el olor del incienso, la mirra, el aserrín y el corozo, mientras las jacarandas y matilisguates se pintan de rosas, amarillos y violetas. Es el momento en el que las cocinas comienzan a despedir los aromas inconfundibles de la Cuaresma y la Semana Santa: pescado seco, curtidos y torrejas son los más característicos, pero cada región tiene los propios. Conozcamos su historia.

Un platillo para cada región

 

Sololá

sololá

Ki´pakap. A base de maguey fermentado y miel, se conoce también como mascal y se consume durante la Semana Santa en las comunidades El Tablón y San José Chacayá. Entre el sábado previo a la Semana Mayor y hasta el Jueves Santo, puede encontrarse en el mercado de Sololá.

Mazatenango 

Mazatenango

Pescaditos say. En Samayac, se suele consumir para esta época un platillo consistente en pequeños pescados que llaman Say, hervidos y condimentados con salsa de tomate, narra Ericka Sagastume, del Cefol.

Chiquimula 

Chiquimula

La exquisitez de los palmitos. En este poblado predominantemente ladino o mestizo se consume casi toda la comida ritual de los centros urbanos. La particularidad que se encuentra ahí es que, de todos los curtidos, el favorito son los palmitos, que se conocen como especialidad chiquimulteca.

San Juan Sacatepéquez 

San juan Sacatepequez

Población predominantemente kakchiquel, donde “los frijoles blancos cocidos con pescado seco son una costumbre arraigada entre la población indígena pudiente”, dicen Vásquez y Villar Anleu.

Mixco

mixco

¿Molletes o torrejas? Básicamente, ambos postres son pan frito y hervido en miel. Sin embargo, los molletes son panes más grandes y se rellenan con crema y ciruelas, mientras las torrejas son mucho más simples. Mientras en San Juan Sacatepéquez prefieren los molletes, en Mixco se comen torrejas antes y durante la Semana Santa.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS