ACTUALIDAD

El mercado nos habla

7 abril, 2017 Redaccion Contrapoder

Escrito por Jean Paul Dent.

Sshh… Silencio… Si te concentras, casi lo puedes oír.

Paula comprando pan en la tienda de la esquina; ese gran barco de carga que atracó en el puerto; y José, adquiriendo una llanta nueva para la moto. Todas esas transacciones, grandes y pequeñas hacen ruido, ruido del bueno, de guatemaltecos queriendo algo mejor, de comercio, de intercambio y hasta las ideas hacen ruido, he oído decir.

Cada transacción, sin importar su tamaño, nos proporciona información, nos permite tomar decisiones. A esto me refiero con el afamado “mercado” y lo difícil que es saber escucharlo, analizarlo, hacerle caso.

Cuando como consumidores tomamos una decisión de qué comprar, qué evitar, por quién votar, ya estamos dando información de qué nos gusta, qué añoramos, nuestras costumbres y nuestros ideales.  Es precisamente a estos aspectos a los hay que saber prestar atención y lo interesante es que no se limita solo a los negocios, sino que  se aplica a todo en la vida: comercio, servicios, política, relaciones.

Muchas veces he escuchado o se me han ocurrido ideas para negocio. Con el pasar de los años mejoran las preguntas que me hago para saber si funcionarán: ¿quién es el cliente?, ¿quién está dispuesto a pagar por esto?, ¿cuántos hay dispuestos a pagar? y ¿cuánto están dispuestos a pagar? Considero que las mejores preguntas son las que hacemos cuando nos ponemos en el lugar del cliente.

En fin, hay miles de preguntas que se puede hacer uno antes de empezar; muchos negocios surgen porque vemos una necesidad por suplir y nos damos cuenta ya sea por cálculo o por instinto. Pero una vez tienes tu negocio, ¿cómo mejoras? y ¿cómo creces? Es ahí donde hay que escuchar al mercado y él habla de maneras muy sutiles.

Si tus clientes hacen cola para entrar, el mercado te está hablando;  si tus clientes no entran, el mercado ¡te gritó!  Si tu cliente se fue a otro lugar porque pasó mucho tiempo en la cola, el mercado te mandó un mensajito. A veces puede ser difícil escuchar lo que dice dentro de tanto ruido y actividad, pero si nos tomamos el tiempo, podemos escuchar no solo lo que dice, sino lo que dijo, porque sus palabras se graban en cada interacción, no toma más que 5 minutos, sin embargo hay que saber escuchar.

Escucha lo bueno y lo malo. A veces las críticas son las que más información nos dan, ponen en evidencia nuestra debilidad, donde podemos mejorar. Escuchar la crítica sin defenderse es muy difícil, pero si logramos superar la barrera del ego, la emoción, y nos preguntamos cómo pudimos evitarlo, es ahí donde encontramos muchas veces la mejor solución.

Ejemplos abundan de quienes supieron escuchar al mercado. UBER y Apple, por ejemplo, propusieron cambios sustanciales en cómo hacemos y llevamos a cabo actividades de nuestras vidas, porque escucharon lo que el mercado buscaba. Lastimosamente, hay muchos más que no supieron escuchar.

Para Guatemala eso quiero, que aprendamos a escuchar, que los comerciantes emprendedores escuchemos a nuestros clientes, pongámonos en sus zapatos, cómo hacemos más y mejores cosas para Guatemala, que los políticos escuchen a sus votantes, qué quieren, qué está mal, dónde y cómo mejoramos, que nos escuchemos entre guatemaltecos, cuáles son tus ideales, cuáles son los míos, dónde tenemos ideales en común. Escuchar significa no preparar la respuesta, sino abrir el pensamiento para poder ponerme en tus zapatos.

¿Qué vas a hacer para escuchar a TU mercado? ¿Qué te está diciendo? ¿Cómo te vas a separar del ruido? Shh… ¿lo oís? ¿Qué te dijo?

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS