ACTUALIDAD

Esto hará EE.UU. luego de muerte de segundo menor guatemalteco

26 diciembre, 2018 Redaccion Canal Antigua

Tras la muerte de un menor guatemalteco de 8 años, en horas de la madrugada de la Navidad, bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés), ahora la patrulla fronteriza está realizando revisiones médicas secundarias de todos los niños bajo su custodia.

El legislador estadounidense Joaquín Castro identificó al niño como Felipe Alonso-Gómez.

El menor, quien estaba detenido junto con su padre, murió poco después de la medianoche en el Centro Médico Regional Gerald Champion en Alamogordo, Nuevo México.

“Esta es una trágica pérdida”, indicó el comisionado de la CBP Kevin K. McAleenan. “En nombre de la Oficina de Protección Fronteriza y Aduanas de EE.UU., ofrecemos nuestras más sinceras condolencias a la familia”.

El niño fue llevado al hospital el lunes, luego de que un agente fronterizo notó signos de enfermedad y el personal médico le diagnosticó un resfriado común y detectó fiebre.

“El menor fue retenido durante 90 minutos adicionales para observación y luego fue dado de alta a media tarde el 24 de diciembre con prescripciones de amoxicilina e ibuprofeno”, dio a conocer la CBP en un comunicado de prensa. La amoxicilina es un antibiótico recetado comúnmente.

El lunes por la noche, el niño comenzó a vomitar y lo llevaron de regreso al hospital para ser evaluado, pero murió horas después, informó la CBP.

Se desconoce la causa oficial de la muerte. La CBP está llevando a cabo una revisión y dará a conocer más detalles a medida que estén disponibles, dijo.

CBP anuncia cambios

A raíz de la muerte del niño, McAleenan anunció una serie de medidas el martes por la noche.

En primer lugar, la Patrulla Fronteriza se encuentra practicando revisiones médicas secundarias de todos los niños bajo custodia de la CBP.

Asimismo, está colaborando con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en las opciones disponibles para aumentar el transporte a los Centros Residenciales para Familias y la liberación supervisada, dijo la CBP.

La agencia también evalúa otras opciones de custodia para aliviar los problemas de capacidad en el sector de El Paso, como el trabajo conjunto con organizaciones no gubernamentales o socios locales para la vivienda temporal.

En tercer lugar, la CBP está considerando opciones de asistencia médica con otros socios gubernamentales, dijo la agencia. Eso podría incluir el apoyo de la Guardia Costera, así como posiblemente más ayuda del Departamento de Defensa, FEMA, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Finalmente, la CBP analiza sus políticas con un enfoque particular en el cuidado y la custodia de niños menores de 10 años, tanto durante el ingreso como después de las 24 horas bajo custodia, dijo la agencia.

El martes, el representante Castro expresó sus condolencias a la familia del niño y pidió una investigación del Congreso sobre la muerte.

“Aunque la CBP notificó al Congreso dentro de las 24 horas como exige la ley, debemos asegurarnos de que tratamos a los inmigrantes y solicitantes de asilo con dignidad humana y proporcionamos la atención médica necesaria a cualquier persona bajo la custodia del gobierno de Estados Unidos”, señaló en un comunicado.

El martes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala también solicitó una investigación y el acceso a los registros médicos del niño.

La cartera confirmó que la CBP hizo del conocimiento de las autoridades guatemaltecas la muerte del menor, el martes. El niño llegó a El Paso, Texas, con su padre el 18 de diciembre y fue trasladado a la estación de Alamogordo el domingo, según el comunicado.

“Todavía se está investigando la causa de la muerte del menor y se han solicitado los registros médicos para ayudar a aclarar la causa de la muerte”, agrega.

El cónsul general de Guatemala en Phoenix, Oscar Padilla Lam, se reunió con el padre del niño en Alamogordo para “escuchar su versión de los hechos”, refiere el documento.

La Cancillería indicó que proporcionará asistencia y protección consular al padre y asumirá la responsabilidad de la repatriación de los restos del niño.

El comunicado de CBP refiere que el Departamento de Seguridad Nacional está experimentando “un aumento dramático de niños no acompañados y familias que llegan ilegalmente o sin autorización a nuestras fronteras” y, según la ley, los detiene en instalaciones federales hasta que sean deportados o puestos en libertad en Estados Unidos con una notificación para comparecer ante el tribunal.

“Durante su período de detención se le practicaron exámenes médicos y tratamiento posterior cuando resultó necesario”, especifica el comunicado.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS