ACTUALIDAD

La “dieta rápida” que puede estar perjudicando a tu organismo

25 febrero, 2019 Candy Grajeda

En la actualidad, las personas no se preocupan por consumir alimentos saludables, por lo que recurren a la “dieta rápida”.

Ésta consiste en el consumo de comida chatarra, que es todo lo contrario a una dieta balanceada y nutritiva.

Esto a largo plazo representa graves consecuencias, por lo que es recurrente padecer enfermedades gastrointestinales.

No obstante, la fuerte competencia que avecina la comida rápida es debido a que es una solución inmediata para comer.

Aunque los precios no siempre suelen ser cómodos, estos alimentos suelen aumentar cada vez más su consumo.

Este es el efecto nocivo sobre tu cuerpo

Pérdida de memoria

El consumo frecuente de comida chatarra, genera problemas de memoria y aprendizaje ya que inflama el hipocampo.

Es un pequeño órgano del cerebro que regula las emociones y principalmente, es el encargado de la memoria.

Depresión temprana

Los jóvenes y adolescentes suelen ser los más afines de la “dieta rápida”, principalmente, por los cambios hormonales.

Mismos que al no nutrirse de comidas sanas, tienen a alterar sus estados emocionales y de conducta, aumentando el riesgo de presión.

Fatiga y cansancio

Como es sabido, estos alimentos carecen de nutrientes y por el contrario, tienen exceso de grasas saturadas.

Reducen la poca energía del cuerpo y tapan las arterias, ocasionando que el oxígeno que bombea el corazón sea más lento.

En consecuencia, también puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Por lo que, las personas suelen fatigarse al caminar o subir gradas, así mismo, sienten debilidad.

Problemas digestivos

Debido a las altas cantidades de conservantes y aceites, puede contribuir al colón irritable o problemas de gastritis.

Enfermedades renales y hepáticas

Los altos niveles de grasas y sales, pueden propiciar a padecer de hipertensión, ya que afecta a los riñones, que son los encargados de filtrar las toxinas de la sangre.

Mientras que en el hígado, altera las enzimas en un período de 4 semanas, casi como el daño que hacen las bebidas alcohólicas.

Contribuye al cáncer y la diabetes

El mayor riesgo de cáncer estomacal se debe a la falta de fibra de estos alimentos ya que posee altos contenidos grasos y azúcares.

Además, en los hombres puede causar cáncer de próstata, según el Centro Fred Hutchinson de Investigación para el Cáncer.

También contribuye al riesgo de padecer diabetes tipo 2, por dietas poco saludables que aumentan constantemente la glucosa.

Así mismo, hace que el cuerpo reduzca abruptamente su capacidad de utilizar insulina correctamente.

Entre otros factores, también figura la obesidad, ya que el cuerpo no depura las grasas de las comidas chatarra.

Lee más: Beneficios de consumir avena a diario, que quizá no conocías

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS