ACTUALIDAD

¿Por qué en octubre se celebra el Día del Niño?

29 octubre, 2017 Redaccion Contrapoder

Ojalá tengamos todos, la oportunidad de explicar a nuestros chicos que, la conmemoración del día universal del niño, en su intención inicial, nada tuvo qué ver con obsequiarles regalos.

Con un origen sumamente triste, luego de la Segunda Guerra Mundial, la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante la resolución 836 (IX) del 14 de diciembre de 1954, recomendó que se instituyera en todos los países un Día Universal del Niño y sugirió a los gobiernos que celebraran dicho día en la fecha en que cada uno de ellos estimara conveniente. Entre otras cosas se lee:

[…]1. Recomienda que, a partir de 1956, se instituya en todos los países un Día Universal del Niño que se consagrará a la fraternidad y a la comprensión entre los niños del mundo entero y se destinará a actividades propias para promover los ideales y objetivos de la Carta, así como el bienestar de los niños del mundo, y también a intensificar y extender los esfuerzos de las Naciones Unidas a favor y en nombre de todos los niños del mundo; […].

Y en la conmemoración de tan importante fecha, dedico estas letras a esos pequeñitos en todos los rincones del planeta:

niños
Foto: freepik.es

Mi infancia es un sueño…

Quiero volver a soñar con galaxias, cielos azules, nubes de algodón y una luna de queso. Arcoiris de tobogán, unicornios color pastel, cometas lejanos, planetas y luceros.

Quiero de aquellas historias de magia, dragones, duendes, reinados y cuentos.

Mitos, leyendas, chistes, anécdotas y maravillosos sueños. Quiero de aquellos días soleados, luminosos, familiares y llenos de juegos.

Quiero caminar sobre el campo después de la lluvia. Saltar sobre los charcos, perseguir a una rana y zambullirme con mis botas entre la grama. Esperar fuera hasta que brille el sol de nuevo y sentir su calor cuando me esponje el cabello.

Quiero fabricar una casa de almohadas, cajas vacías y sábanas. Hacer de un tronco un trapecio, treparme a un árbol y mecerme entre lianas. Quiero ascender la pendiente más inclinada para deslizarme en cartón. Sentir vértigo y brisa fresca en mi cara.

Quiero crecer de nuevo en un mundo mágico y maravilloso. Guardar en mi memoria el color de cada objeto con mucho detalle. Cada paisaje y cada cuento con su personaje. No quiero que se nuble mi memoria y me los arrebate.

Quiero que el pasado nos devuelva la candidez, la imaginación, la felicidad y el misterio. Refundirme entre mis sábanas, mi almohada y que me atrape el sueño.

Que el ayer se transforme en hoy y me devuelva a mi tiempo. Para no deber un adiós, un ¡te amo! y un ¡te quiero!

Porque en mi sueño, de ensueño, vuelvo a mi niñez como la que fui. Aquella chiquita inquieta, curiosa e inmensamente feliz. Pues en mi sueño, ¡yo sueño!, que soy una niña de nuevo.

También puedes leer: Todos huyen al cambio… de pañales

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS