Canal Antigua

Somos información

Detienen a un hombre por el brutal asesinato de una adolescente de California en 1982, según las autoridades

3 minutos de lectura
Karen Stitt, de 15 años, fue vista por última vez por su novio cuando la dejó cerca de una parada de autobús en Sunnyvale, California, la noche del 2 de septiembre de 1982, según la Fiscalía del Condado de Santa Clara. El adolescente, preocupado por tener problemas con sus padres por llegar tarde a casa, se marchó después de ver a Karen caminar hacia la parada, según una denuncia penal.

CNN en español

A la mañana siguiente, el cuerpo de la chica fue encontrado cerca de un muro de bloques de hormigón a unos 100 metros de la parada. Los investigadores determinaron que había sido agredida sexualmente y apuñalada 59 veces, según la denuncia.

El rastro se perdió durante décadas hasta que una pista llevó a los investigadores hasta Gary Ramírez, que fue detenido en su casa de Maui, Hawai, el 2 de agosto y acusado de asesinato, según la fiscalía.

Se esperaba que Ramírez compareciera en el tribunal el miércoles para una audiencia de extradición para traerlo a California para una lectura de cargos, dijo el comunicado. CNN no ha podido identificar un abogado para él en este momento.

Los investigadores pudieron conectar a Ramírez con la muerte de Stitt al comparar una muestra de ADN de su hijo con las pruebas de ADN encontradas en la escena del asesinato de Stitt, según la denuncia.

Todo comenzó con la ayuda de los avances en el análisis de ADN, que permitieron a los investigadores crear un perfil de ADN de un sospechoso desconocido en el año 2000 utilizando el ADN de la sangre y otras muestras encontradas en la escena del crimen, dice la denuncia. El análisis de ADN les permitió descartar oficialmente al novio de Stitt como sospechoso, pero el perfil no coincidía con nada de las bases de datos de ADN disponibles, según la denuncia.

No fue hasta que el detective Matthew Hutchison recibió una pista en 2021 cuando empezó a investigar a Ramírez y a sus hermanos como posibles sospechosos y finalmente se centró en Gary Ramírez, según la denuncia. No indicó lo que llevó a la pista sobre la familia de Ramírez.

A principios de este año, utilizando una muestra de ADN obtenida del hijo de Ramírez, un laboratorio llegó a la conclusión de que hay «un apoyo estadístico muy fuerte» de que el ADN encontrado en la escena del crimen pertenecía a Ramírez, según la denuncia.

La operación para detener a Ramírez llevó «meses de planificación y fue un esfuerzo coordinado» entre el condado de Santa Clara, las fuerzas del orden de Maui y las autoridades federales, según la fiscalía. El esfuerzo se financió en gran medida a través de una subvención del Departamento de Justicia de EE.UU. concedida a la oficina del fiscal del distrito para ayudar a investigar y procesar casos sin resolver, dijo la oficina.

CNN en español

Lea También.