China cierra lugares turísticos tras caso de peste

0
914

Las autoridades de la región china de Mongolia Interior han cerrado varios lugares turísticos después de que se confirmara un caso de peste bubónica esta semana.

El caso fue descubierto en Bayannur, ubicado al noroeste de la capital, Beijing. Según la agencia estatal de noticias Xinhua, ahora se han cerrado cinco puntos escénicos de pastizales cercanos, y los visitantes “tienen estrictamente prohibido ingresar al área afectada y visitar la región circundante”.

Las autoridades de Mongolia Interior también están implementando un manejo más estricto de otros sitios turísticos de pastizales para garantizar que los visitantes no alimenten o toquen a los animales salvajes, y para disminuir la población de roedores o pulgas que pueden transmitir enfermedades, según el informe Xinhua.

Las autoridades hospitalarias de Bayannur alertaron por primera vez a los funcionarios de la ciudad del presunto caso el sábado. La ciudad fue colocada bajo una advertencia de Nivel 3 para la prevención de plagas, la segunda más baja en un sistema de cuatro niveles, el domingo.

Los médicos diagnosticaron oficialmente el caso como peste bubónica este martes. El paciente está siendo aislado y tratado en el hospital, y está en condición estable, informó Xinhua.

La peste, causada por bacterias y transmitida a través de picaduras de pulgas y animales infectados, es conocida por causar la pandemia más mortal en la historia humana: la Peste Negra, que mató a unos 50 millones de personas en Europa en la Edad Media.

La peste bubónica, que es una de las tres formas de peste, causa ganglios linfáticos inflamados y dolorosos, así como fiebre, escalofríos y tos.

Los científicos y expertos advirtieron al público que no se asuste ante los nuevos casos: la peste nunca ha desaparecido realmente y los antibióticos modernos pueden prevenir complicaciones y la muerte si se administran lo suficientemente rápido.

La Organización Mundial de la Salud está monitoreando la situación en asociación con las autoridades chinas y mongolas, según el periódico estatal China Daily.

Las autoridades de salud de Bayannur advirtieron al público que informe sobre los hallazgos de marmotas muertas o enfermas, y que no las cace, pele o coma.

Las marmotas son un tipo de ardilla terrestre grande que se come en algunas partes de China y el país vecino Mongolia, y que históricamente han causado brotes de peste en la región.

El consumo de carne u órganos de marmota se ha relacionado con un puñado de otros casos recientes de peste bubónica a través de la frontera china en la vecina Mongolia: se confirmaron dos casos la semana pasada y se informó un caso sospechoso el lunes.

Estos casos llevaron a las autoridades de Rusia, que limita con Mongolia, a advertir a los residentes en el área fronteriza que no cacen ni coman carne de marmotas, y que tomen medidas preventivas contra las picaduras de insectos.

La embajada rusa en Mongolia dijo que “no hay motivos para preocuparse seriamente”, ya que las autoridades mongolas han impuesto restricciones de viaje y han aislado a personas infectadas, según la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

La embajada también citó a Sergei Diorditsu, un representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Mongolia, quien, según los informes, dijo que la provincia ve brotes estacionales de la peste, según RIA Novosti.

“Hay focos naturales (la bacteria, un reservorio animal y un vector) de peste en Mongolia y la enfermedad se transmite por tarbagans (marmotas mongolas)”, dijo la embajada.

“El problema es que los residentes locales que, a pesar de todas las prohibiciones y recomendaciones de las autoridades locales, continúan cazándolos y comiéndolos, ya que es un manjar local”.

*Con información de CNN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí