ACTUALIDAD

¡Celebremos el fin de año!

27 diciembre, 2018 Redaccion Contrapoder

Luego, poco a poco, las restantes naciones lo incorporaron -los rusos fueron los últimos, en 1917- y así, también se aceptó en todo el mundo que el año comenzara el 1 de enero y no el 21 de marzo o el 1 de abril, como solía serlo en los viejos tiempos, es decir, durante la vigencia del calendario juliano.

Cada país lleva a cabo la celebración conforme a sus costumbres de nación. Dentro de la gama de celebraciones, nuestros países en la región, y me refiero a los países hispanos, celebramos con un toque que se remonta hasta la época de la colonia, cuya influencia católica se vivencia en las diferentes celebraciones. Sin dejar de mencionar las tradiciones culinarias que reflejan la fusión cultural expresada en diferentes platillos, propios de esta temporada, tales como: tamales, paches, ponche de frutas, rompope, uvas, manzanas, angelitos, nueces, pavo relleno, lechón, etc.

Gran parte de nuestra región, festeja la navidad y fin de año, con la quema de juegos pirotécnicos.

Esta práctica también proviene desde tiempos de la Colonia, pues según los historiadores, fueron los españoles quienes la trajeron a América, para las celebraciones religiosas, luego del Descubrimiento. Y conforme a registros históricos, fechan la llegada de esos juegos en el siglo XVI.

“El cronista Domingo Juarros, en su Compendio de Historia de la Ciudad de Guatemala, publicada en 1809, asegura que, según sus investigaciones, cuando fue inaugurada la segunda catedral de Santiago de Guatemala, en 1680, hubo repique de campanas y fuegos artificiales durante siete días.

La fabricación de cohetes en esta región, explica el reconocido historiador Juan Haroldo Rodas, puede ser fechada en el siglo XVI, pues hubo un estanco de pólvora asentado en Nueva España (México). Alrededor de 1630 y 1650 se abrió uno en la capital de Santiago de Guatemala.

Año con año, los guatemaltecos celebran con júbilo el final del año en curso y la llegada del nuevo año. Confiados en que las tradiciones que enaltecen tan grande acontecimiento, permanecerán para las nuevas generaciones y por muchísimos años más.

Por tanto, esperamos que el nuevo año que ya se avecina, venga cargado de 12 lindos meses, y nos deje 52 maravillosas semanas, con 365 hermosos días, llenos de 8, 760 emocionantes horas, acompañadas de 525,600 minutos, rebosantes de dicha y prosperidad.

¡Felices fiestas y un venturoso año nuevo para todos!

Comentarios

comentarios


ETIQUETAS


RELACIONADOS