ACTUALIDAD

Capturan a otro de «Los Marrocos», que reclutaban a policías para el tumbe de drogas

3 enero, 2019 Marco Sajquin

En el ingreso a la cárcel de Mariscal Zavala, las fuerzas de seguridad capturaron a un supuesto integrante de «Los Marrocos», banda dedicada al tumbe de drogas.

El sujeto, que se identificó utilizando el pasaporte de un familiar, manifestó que se dirigía a visitar a un pariente privado de libertad.

Fue identificado como Elmer Estuardo Marroquín Citalán, de 25 años, quien tiene una orden de aprehensión vigente por los delitos de asociación ilícita, comercio, tráfico y almacenamiento ilícito; conspiración para el lavado de dinero u otros activos, y conspiración para el comercio, tráfico y almacenamiento ilícito.

Dicha orden fue emitida el 1 de febrero del año pasado por el Juzgado de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente del departamento de Guatemala.

La estructura criminal

Los hermanos Juan Oswaldo, alias “Valdo”; Marvin Estuardo, alias “Gato”, y Fermín, alias «Pelón), todos de apellidos Marroquín Hernández, dirigían a “Los Marrocos”, una estructura dedicada a efectuar allanamientos ilegales, tumbe de drogas y de dinero, con el apoyo de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), revelaron autoridades el 5 de febrero de 2018.

La investigación presentada como la segunda fase del caso “Allanamientos ilegales”, revelado el 18 de enero de 2017, da cuenta que la banda operaba en la ciudad de Guatemala, Escuintla, San Marcos, Sacatepéquez y San Marcos, entre otros lugares.

La organización criminal estaba conformada por al menos 40 personas que contactaban a traficantes de drogas, a quienes después robaban la mercancía y el dinero producto de las transacciones. El Ministerio Público identificó, además, a seis privados de libertad que colaboraban con la red criminal, así como a nueve agentes de la PNC, entre ellos un subcomisario retirado.

El ente investigador se basó en seis acciones ilícitas del grupo criminal para rastrear su modo de operar, en las que destacan el tumbe de al menos 700 kilos de cocaína y de cerca de US$409 mil, de los cuales una parte fue para sobornar a elementos de la Policía.

Los agentes tenían, entre otras, las funciones de acompañamiento, seguridad y facilitar rutas de escape a los integrantes de la estructura criminal.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS