ACTUALIDAD

Ministro de Finanzas, póngale atención al cambio climático

Cambio climatico
3 noviembre, 2017 Redaccion Canal Antigua

Escrito por Sergio González.

El cambio climático es un fenómeno global, con un ímpetu alarmante y con consecuencias fuertes para la región centroamericana. Cabe recalcar que nuestra región no es de las principales emisoras de gases de efecto invernadero, pero sí una de las más vulnerables a los cambios globales que se avecinan. Los efectos que se prevén para la región es un aumento en el promedio de temperaturas anuales, una reducción en precipitación, una canícula cada vez más pronunciada, la pérdida de ecosistemas y consecuentemente, de biodiversidad.

Sí, señor Ministro. Todo esto debe ser de gran preocupación para su cartera, pero sobre todo, debe ser un norte. La pérdida de ecosistemas y de los servicios que proveen a la agricultura, a la sujeción de suelos, a la mitigación de desastres naturales, entre un largo etcétera de bienes y servicios, se traduce en pérdidas millonarias de cultivos, de materia prima, de sistemas agrícolas, de inversión en infraestructura sin previsión. Gran parte del presupuesto anual que se invierta, puede fácilmente esfumarse en los años que vienen si no se hace con los efectos del cambio climático en mente. La inversión pública debe de estar dirigida a políticas de adaptación y mitigación. Se deben contemplar las proyecciones de precipitación, de temperatura, de desertificación y de los efectos en los patrones climáticos para construir e invertir en cimientos fuertes para contrarrestar lo que se viene.

La coordinación interinstitucional es vital en este escenario. Los esfuerzos que deben coordinarse tendrán que velar por la Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN), ya que puede que muchos de los cultivos se pierdan por anomalías climáticas. Se debe buscar su sostenibilidad y su complementariedad con esfuerzos de mitigación y conservación de los recursos de suelo y biodiversidad. Debe coordinarse también la construcción de infraestructura estratégica, no sólo para desempeñar su función, sino también para poder resistir los embates climáticos que posiblemente vengan. Debe coordinarse la protección y expansión de los ecosistemas del país, que pueden ayudar a mitigar el cambio climático, la desertificación y proveerán de otros servicios como polinización, prevención de deslaves, reducción de emisiones, turismo, artesanías y otro sinfín de bienes y servicios por los cuales se puede generar capital. Se debe coordinar urgentemente una matriz energética que consista de energías renovables y limpias para cumplir con los compromisos que hemos adquirido como parte del esfuerzo global que se hace para frenar el avance del cambio climático y sus efectos en nuestro país. Se deben coordinar políticas públicas incluyentes y descentralizadas que permitan dirigirnos hacia un desarrollo sostenible.

Las consecuencias de la inacción, no sólo del Estado, sino también de todas y todos como ciudadanos puedes ser tan mala como las proyecciones más fatídicas que se han dado. Sin embargo, pueden quedarse únicamente como proyecciones. Estamos acercándonos al punto de no retorno y es posible e imperativo dar la vuelta.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS