La Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas -CGAM- señala que el rompimiento de cadenas de suministros con Centroamérica es una lección para fortalecer políticas que garanticen la seguridad alimentaria nacional.

Además ve con preocupación la actual situación del comercio centroamericano, debido al cierre de fronteras y puestos aduaneros en Nicaragua y Costa Rica. Esto impide la fluidez del paso de productos en los diferentes países del Istmo, lo que genera pérdidas millonarias.

Enrique Lacs, Director Ejecutivo de la -CGAB- señala que los Ministros de Economía de la región no llegaron a ningún acuerdo en la reunión prevista y que los países no hayan tenido la capacidad de mantener esta cadena estratégica de alimentos que está poniendo entre dicho y comprometiendo los productos a la población. Guatemala compró el semestre pasado a Costa Rica en alimentos y bebidas procesadas $130 millones.

El Director de señaló que es un alerta muy grande en el país para generar políticas públicas nacionales de fortalecimiento de las cadenas productivas de abastecimiento de alimentos. Es por ello que hace un llamado a los Ministros y Presidentes de Centroamérica que busquen una solución inmediata a esta situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí