ACTUALIDAD

Bolsonaro inicia su mandato con varias frases polémicas

1 enero, 2019 Mario Ramirez

Brasil comienza un nuevo capítulo en su historia: es la hora de la extrema derecha en ese país. En una jornada con un operativo de seguridad sin precedentes, en Brasilia, capital del país sudamericano, Jair Bolsonaro asumió la Presidencia.

“Agradezco a Dios por estar vivo”, expresó en su primer discurso, en alusión a que durante la campaña fue apuñalado.

Bolsonaro prometió liberar a Brasil de la corrupción, así como de la “sumisión ideológica”. En este sentido, subrayó que pondrá fin a las “prácticas nefastas” que derivaron en una crisis ética y moral en Brasil.

Además, se comprometió a combatir un aspecto largamente criticado por él en sus discursos calificados de misóginos: “Enfrentando la ideología de género, Brasil será libre”.

Bolsonaro ha pronunciado varias frases en las que se ha referido de forma peyorativa a homosexuales, afrodescendientes y extranjeros.

Entre otras “perlas” ha señalado con contundencia que “los negros no sirven ni como reproductores”, que “sería incapaz de amar a un hijo homosexual” o que “las mujeres deben ganar menos dinero que los hombres porque se embarazan y pasan seis meses de vacaciones”.


“Brasil por encima de todo y Dios por encima de todo”. Con esta frase concluyó su discurso de toma de posesión.

El nuevo mandatario se refirió a su promesa de relajar las normas sobre la posesión de armas: “El ciudadano de bien merece disponer de los medios para defenderse”.

Los seguidores de Bolsonaron ha sido, durante mucho tiempo, férreos defensores de la seguridad pública porque creen que los anteriores gobiernos de izquierda liderados por Lula da Silva y  Dilma Rousseff adoptaron un enfoque demasiado blando en un país con una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

La posesión legal de armas de fuego es muy restringida en Brasil, donde los civiles deben pasar por un largo proceso de solicitud para obtener un arma.

Por ello, uno de los ejes de su campaña fue ofrecer que flexibilizaría las leyes de control de armas. A finales de diciembre anunció en un tuit que emitirá un decreto presidencial para garantizar a los ciudadanos sin antecedentes penales el derecho a comprar armas de fuego.

En su discurso en el Parlamento, Bolsonaro se comprometió a “construir una sociedad sin discriminación ni división”, a pesar de sus polémicas propuestas.

Luego, en su discurso desde el Palacio de Planalto, sede central del Ejecutivo, el mandatario sostuvo una bandera de Brasil y dijo: “Esta es nuestra bandera que jamás será roja. Solo será roja si nuestra sangre fuera necesaria para mantenerla verde y amarilla”.

Bolsonaro enfatizó que Brasil será “liberado” del socialismo.

El antecesor de Bolsonaro, Michel Temer, se despide con los niveles de popularidad por los suelos.

Bolsonaro es el sexo presidente electo desde que Brasil regresó a la democracia tras la dictadura militar que gobernó desde 1964 a 1985, y por la que nunca ha ocultado su admiración.


Bolsonaro asume su cargo en un país de 200 millones de habitantes que sufre de un prolongado malestar económico, una creciente inseguridad y un gran escándalo de corrupción que sacudió las instituciones políticas y financieras.

El gobernante respondió un tuit de su homólogo estadounidense, Donald Trump, en el que lo felicitaba por su discurso de toma de posesión.

“Querido señor presidente Donald Trump, realmente aprecio sus palabras de apoyo. Juntos, con la protección de Dios, traeremos prosperidad y progreso a nuestros pueblos”, expresó a su homólogo del norte.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS