Aplazaron el Gran Premio de China de Fórmula 1 por el coronavirus

0
414

Desde Bahrein, en 2011, cuando la inestabilidad de la región a causa de las manifestaciones conocidas como la «Primavera árabe» obligó a cancelar esa prueba, nada había podido lograr que se suspendiera un Gran Premio de la Fórmula 1.

Hasta que apareció el coronavirus. Este miércoles, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) confirmó que el Gran Premio de China, previsto inicialmente el 19 de abril en Shanghai, fue aplazado a una fecha no precisada debido a la epidemia del virus bautizado oficialmente como COVID-19.

La decisión no sorprendió. Hace unos días, la Federación Deportiva de Shanghái había comunicado que «todos los eventos deportivos se suspenderán en Shanghái hasta que haya terminado la epidemia del coronavirus».

Así, ya se había postergado el inicio de la Superliga china y se había aplazado un año el Mundial de atletismo de Nanjing. Además, la FIA había decidido cancelar el ePrix de China de la Fórmula E y había informado que seguía con interés la evolución médica del virus para tomar una decisión respecto al GP de la F1. 

Ahora, «en vista de la continua propagación del nuevo coronavirus y después de las conversaciones en curso con la Federación de Deportes de Automovilismo y Motociclismo de la República Popular de China (CAMF) y la Administración de Deportes de Shanghai», además del «pedido del promotor del Gran Premio de China, Juss Sports Group» de postergarla, la FIA y la Fórmula 1 «han decidido conjuntamente posponer» la carrera asiática.

«Como resultado de las continuas preocupaciones de salud y con la Organización Mundial de la Salud declarando el coronavirus como una emergencia de salud global, la FIA y la Fórmula 1 han tomado estas medidas para garantizar la salud y la seguridad del personal, los participantes en el campeonato y los aficionados, que sigue siendo la principal preocupación», explicó la FIA en un comunicado.

El GP de China debía ser la 4ª prueba del Mundial de F1 que comienza el 15 de marzo con el GP de Australia en Melbourne. Tenía que estar precedida por el GP de Vietnam, organizado por primera vez en este país, el 5 de abril.

A raíz de esta decisión, habrá tres semanas completas sin Fórmula 1 -entre el 5 de abril y el 3 de mayo, cuando se disputará el GP de Holanda- y parece difícil pensar en otra fecha para incluir a China pese a que por ahora se anunció solo su postergación y no su cancelación.

Es que apenas hay tres fines de semana libres en el último tercio de la temporada (Singapur, Rusia, Japón, Estados Unidos, México, Brasil) y Abu Dhabi debe ser por contrato la última carrera de la temporada.

En ese entramado habría dos opciones: que Sochi (el 27 de septiembre) acepte intercambiar fechas o correr el último GP para diciembre y así colocar a China el último fin de semana de noviembre, aunque para eso los equipos deberían trasladarse desde el otro lado del planeta ya que estarían en San Pablo hasta el 15 de noviembre. Casi descartada, en cambio, está la opción de colocar al GP de China antes del descanso veraniego -entre el 2 y el 28 de agosto.

Claro que nadie quiere enemistarse con el gigante asiático sacándole la prueba del calendario que ahora tiene 21 carreras. Y así lo reflejó el comunicado de la FIA: «El Gran Premio de China ha sido durante mucho tiempo una parte importante del calendario de F1. La FIA y la F1 esperan competir en China lo antes posible y le desean lo mejor al país en este momento difícil».

Por último concluyeron que «continúan trabajando estrechamente con los equipos, el promotor de la carrera, CAMF y las autoridades locales para supervisar la situación a medida que se desarrolla».

«Todas las partes -precisaron- se tomarán el tiempo adecuado para estudiar la viabilidad de posibles fechas alternativas para el Gran Premio más adelante en el año si la situación mejora». 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí