ACTUALIDAD

Acumulador y solitario, "don Paco" murió ante sus perros en zona 5

13 julio, 2017 Coralia Orantes Diario Digital

Ninguno de los vecinos conoció su nombre real, todos los llamaban don Paco, lo veían caminar todas las mañanas junto a uno de sus perros, “el más gordo” quien lo acompañaba rumbo al mercado de La Palmita, zona 5.

Con una bolsa de costal en una mano y un bastón en la otra, así salía de su casa ubicada en la 25 avenida 23-76 en La Palmita, zona 5 . Su recorrido empezaba en una panadería cercana, allí una de las trabajadoras le regalaba un pan de manteca y una taza con café caliente.

La casa es resguardada  por una cinta amarilla. Foto: FabricioAlonzo/DiarioDigital

Aunque agradecía el gesto amable, nunca les contó si tenía familia, si él era el propietario de esa residencia o a qué se dedicaba. Solamente se sentaba a tomar el café y se iba.

El 12 de julio último, los vecinos de don Paco alertaron a los cuerpos de socorro, aseguraron que le había dado un paro cardiaco, cuando los Bomberos Municipales llegaron al lugar encontraron a un hombre con apariencia de indigente, tirado boca abajo en el suelo, vestido de pants verde y sudadero gris.

Uno de los perros encima de la ropa. Foto: FabricioAlonzo/DiarioDigital

Lo que impresionó a los socorristas fue ver que uno de los los cuatro perros devoraban partes del cuerpo de don Paco.

¿Quién es don Paco?

Canal Antigua Digital habló con vecinos de don Paco, para conocer detalles de su vida. Una de las vecinas dijo que tenía más de 20 años de vivir en esa casa.

“Él era un hombre que salía a trabajar todos los días, vivía junto a su madre y nunca se le vio novia, esposa o hijos”, contó una de las vecinas.

Según los vecinos después de la muerte de la madre don Paco, este empezó a consumir alcohol, no lo describen como agresivo pero si como descuidado, en la vivienda empezó a acumular ropa, botellas, cubetas, tambos y desperdicios.

Así luce la vivienda en la zona 5. Foto: FabricioAlonzo/DiarioDigital

Canal Antigua Digital visitó la residencia. Desde las ventanas, sin vidrio, se observa que la casa no tiene muebles, electrodomésticos o ambientes que denoten un  hogar, solo se observa grandes cantidades de ropa acumulada en el primer cuarto junto a botellas y latas de cerveza.

En las paredes, donde el repello se desprende y desnuda el ladrillo, cuelgan unos calendarios, la imagen de una virgen de Guadalupe, unas llaves oxidadas, una herradura, bolsas, entre otros.

En las paredes se desnudan los ladrillos. Foto: FabricioAlonzo/DiarioDigital

Desde lejos se observa la cantidad de objetos acumulados y basta con acercarse para sentir el olor a húmedo y putrefacción.

En la morgue como un XX

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) realizó la autopsia,  aún no pueden confirmar cuál es la causa de su muerte. Ningún familiar ha llegado a reclamar sus restos ni a reconocerlo. Las autoridades intentan identificarlo por medio de sus huellas dactilares, explicó Roberto Garza, portavoz del ente forense.

Foto: FabricioAlonzo/DiarioDigital

La Policía Nacional Civil en su reporte indica que el cuerpo de don Paco no presentaba ningún tipo de herida y sospechan que su muerte fue de causa natural.

Personas curiosas se acercan a la vivienda y  husmean por las ventanas para ver el lugar donde fue hallado muerto don Paco.
La casa es resguardada  por una cinta amarilla y por tres de los cuatro perros que siempre acompañaban a don Paco.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS